Las crisis de Grecia y Ucrania inundan la agenda de la cumbre del G-7

domingo 7 de junio de 2015 10:28 CEST
 

Por Noah Barkin

GARMISCH-PARTENKIRCHEN, Alemania, 7 jun (Reuters) - Los líderes del Grupo de Siete (G-7) países más industrializados del mundo se reúnen el domingo en los Alpes bávaros para una cumbre opacada por la crisis de deuda de Grecia y la violencia que prosigue en Ucrania.

La anfitriona, la canciller alemana Angela Merkel, espera lograr compromisos de sus invitados para frenar el calentamiento global, buscando generar impulso antes de la gran cumbre sobre el clima que celebrará Naciones Unidas en diciembre en París.

La agenda germana también prevé discusiones sobre asuntos de salud global, desde el ébola a los antibióticos y las enfermedades tropicales.

Pero en la noche previa a que la canciller reciba a los líderes del Reino Unido, Canadá, Francia, Italia, Japón y Estados Unidos, ella y el presidente francés, Francois Hollande, se vieron obligados a mantener su cuarta conversación de emergencia en 10 días con el primer ministro griego, Alexis Tsipras, para intentar romper un freno en las negociaciones de Atenas y sus acreedores internacionales.

Las dos partes llevan meses discutiendo los términos de un acuerdo de financiación por reformas para Grecia. Sin ayuda de sus socios de la zona euro y el Fondo Monetario Internacional, el país heleno podría dejar de pagar sus préstamos en semanas, provocando posiblemente su salida del bloque monetario.

El incremento de la violencia en el este de Ucrania también tendrá un lugar destacado en la reunión que se celebrará en Schloss Elmau, un hotel de lujo situado en las pintorescas montañas del sur de Alemania, junto a la frontera con Austria.

Los observadores europeos culpan del conflicto a los separatistas prorrusos y los líderes podrían decidir enviar un fuerte mensaje al presidente ruso, Vladimir Putin, que fue aislado de lo que solía ser el G-8 tras la anexión por parte de Moscú de la península ucraniana de Crimea el año pasado.

Antes de la cumbre, miles de manifestantes marcharon el sábado en la cercana localidad de Garmisch-Partenkirchen. Hubo enfrentamientos esporádicos con la policía y varios participantes fueron llevados al hospital con heridas, pero la violencia fue menor comparada con otras cumbres.   Continuación...