La "policía de internet" de China abre la puerta a la censura online

lunes 1 de junio de 2015 20:15 CEST
 

PEKÍN, 1 jun (Reuters) - La rama de la policía china encargada de censurar los contenidos "ilegales y dañinos" en internet hará más visible su cometido para el público desde el lunes, con el lanzamiento de sus propias cuentas en las redes sociales, según dijo el ministerio de Seguridad Pública.

El gobierno chino censura agresivamente internet, bloqueando muchos sitios que a su juicio podrían desafiar el poder del Partido Comunista o amenazar la estabilidad, incluyendo páginas web muy populares en Occidente, como YouTube, Instagram o Facebook, así como el principal motor de búsqueda de Google y el servicio Gmail.

La policía de unas 50 áreas, desde metrópolis como Pekín o Shangái a ciudades menos conocidas como Xuzhou, en la provincia de Jiangsu, abrirán cuentas en sitios como Weibo, la réplica china a Twitter, dijo el ministerio a última hora del domingo.

La iniciativa obedece a la preocupación pública sobre problemas como el juego online y la pornografía, y está dirigida a incrementar la visibilidad de la presencia policial online para "crear un Internet armonioso, culto, claro y brillante", dijo.

"La policía de Internet está llegando al centro del escenario desde detrás de las cortinas, a partir de la labor de inspección y aplicación de la ley, aumentar la visibilidad de la policía en línea, trabajando duro para aumentar la sensación conjunta de seguridad pública para la comunidad en Internet y satisfacer al público", dijo el ministerio.

La ciber-policía está trabajando para acabar con "la información dañina e ilegal en Internet, detectar y prevenir el ciber crimen y las malas palabras y maldiciones online, publicar informes de los casos y proporcionar consejos al público", dijo.

Problemas como el fraude, la difamación, el juego, la venta de armas y drogas y "buscar pelea y provocar problemas" - una acusación usada a menudo para encarcelar disidentes - han enfadado a la gente y creado un serio reto para conseguir un internet ordenado, dijo.

La policía enviaría avisos a aquellos involucrados en infracciones menores, y perseguiría casos más serios.

"Igual que en el mundo real, las violaciones de la ley en el ciberespacio no quedarán impunes", dijo.

El gobierno ya ha eliminado unas 758.000 piezas de "información ilegal y criminal" de internet, y han investigado más de 70.000 ciber crímenes desde principios de año, dijo el ministerio. (Información de Ben Blanchard; Traducido por Gabriel Sánchez en Madrid)