Japón busca levantar las órdenes de evacuación en Fukushima para finales de 2017

martes 26 de mayo de 2015 16:40 CEST
 

Por Takaya Yamaguchi

TOKIO, 26 mayo (Reuters) - La coalición gobernante de Japón recomendará levantar en un plazo de dos años las órdenes de evacuación para la mayoría de las personas que abandonaron sus hogares tras el desastre nuclear de Fukushima, en un esfuerzo por acelerar la reconstrucción, según mostró el borrador de una propuesta.

El partido del primer ministro japonés, Shinzo Abe, y su socio en el gobierno también presionarán a los gobiernos locales en la zona de desastre para que se comprometan con una mayor parte del gasto en reconstrucción que está asumiendo el gobierno central, según el borrador al que accedió Reuters el martes.

Miles de residentes en Fukushima permanecen en hogares temporales más de cuatro años después de que un enorme terremoto y tsunami provocara fisiones, explosiones y una columna de radiación en la planta Fukushima Daiichi, de Tokyo Electric Power Co, en marzo del 2011.

El gobierno de Abe y la empresa de servicio público, que fue rescatada por los contribuyentes en 2012, están llevando a cabo una limpieza sin precedentes para reducir los niveles de radiación en las ciudades más cercanas a la planta, aunque el acceso a algunas áreas seguirá siendo limitado durante décadas.

La propuesta de la coalición, que sería aprobada por los partidos a finales de junio, tiene por objetivo sentar las bases para las políticas de reconstrucción del gobierno de Abe.

Tokyo Electric ha pagado unos 40.000 millones de dólares en compensaciones a los residentes y espera pagar miles de millones más para descontaminar el área y desmantelar la destruida planta de energía, un proyecto que podría llevar alrededor de tres décadas.

El borrador de la propuesta levantaría las órdenes de evacuación para áreas con 54.800 evacuados registrados, a partir de los últimos datos de octubre, dejando a 24.400 personas de las áreas más afectadas aún bajo órdenes de evacuación.

La propuesta sostiene que se asume que las áreas serán descontaminadas lo suficiente antes de que se levanten las órdenes de evacuación, pero no ofrece un fundamento científico para la fecha establecida.

(Escrito por Mari Saito; Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Editado por Gabriel Sánchez en Madrid)