24 de mayo de 2015 / 12:12 / hace 2 años

BREAKINGVIEWS-'Basilea IV', el próximo quebradero de cabeza de la banca

Por Dominic Elliott

LONDRES, 24 may (Reuters Breakingviews) - Aquellos que sientan aversión por reformar las reglas globales sobre capital que llevan por nombre el de una ciudad suiza, que por favor aparten ahora la mirada.

Mientras las entidades todavía luchan por implementar las reglas de capital posteriores a la crisis, conocidas como ‘Basilea III, desafortunademente pare ellos ‘Basilea IV’ ya se está cocinando.

‘Basilea IV’, inspirado en su temática si no por el nombre del presidente del comité de Basilea, Stefan Ingves, ya esbozó el 5 de mayo que esta nueva normativa tiene por objeto subsanar una defiencia con la regulación predecesora.

La nueva normativa quiere que los bancos utilicen datos objetivos “estándar” antes que sus propios modelos para calcular el nivel de riesgos de sus activos.

Esto es algo buscado: Los cálculos internos de los bancos han llevado a grandes diferencias en la forma de difusión de sus datos y han mermado la confianza de los inversores.

Pero una implementación en su totalidad también tendría un coste. ‘Basilea IV’ podría llevar a que los activos ponderados por riesgo (APRs) subieran en torno a un 11 por ciento, según estimaciones de Boston Consulting Group.

Para los bancos europeos, la adversidad se podría ver aguadizada. Barclays reconoce que la nueva normativa supondría un penalización de 2,8 puntos porcentuales sobre un ratio medio del 11,2 por ciento de su ratio de capital common equity Tier-1 a finales del año pasado.

Una vez que el Banco Central Europeo (BCE) se ha puesto el uniforme de supervisor, el nuevo regulador debería acoger favorablemente ‘Basilea IV’ - ahora mismo está haciendo su propio valoración o análisis de los activos ponderadores por riesgo (APRs)-.

Si la economía del bloque comunitario no logra recuperarse pronto, aquellos del Parlamento Europeo no le verán de forma tan positiva.

Académicos y banqueros debaten sobre si más capital supondrá que habrá menos crédito para la economía real, o simplemente menos retorno para los banqueros.

Pero es probable que los políticos europeos no quieran utilizar a la eurozona como un campo de pruebas.

Puede que las nuevas reformas sólo se apliquen a los bancos a partir de 2019.

Los grupos de presión bancarios está presionando ya para que el Comité de Basilea realice un tercer análisis cuantitativo sobre el impacto de los cambios a los riesgos sobre el cálculo de las negociaciones.

No obstante, todavía hay tiempo para que la recuperación económica europea eche raíces antes de que se implementen la nueva normativa

Entretanto, que nadie se sorprenda si el análisis del BCE sobre los APRs si mueve a paso de tortuga. (Traducido por Jesús Aguado)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below