China recorta los tipos de interés por tercera vez desde noviembre

domingo 10 de mayo de 2015 12:52 CEST
 

PEKÍN, 10 may (Reuters) - El Banco Central de China recortó su tipo de interés de referencia el domingo por tercera vez desde noviembre, mientras el crecimiento económico se enfría a niveles no vistos desde la crisis financiera global.

El Banco Popular de China (BPC) rebajó su tipo de interés de referencia en 25 puntos básicos hasta un 5,1 por ciento, y los tipos para depósitos referenciados a un año en la misma cuantía hasta el 2,25 por ciento, reducciones que entrarán en vigor el 11 de mayo.

El Banco Central dijo en un comunicado publicado en su página web que la medida apoyaría un sano desarrollo de la economía.

Economistas ya habían dado por seguro que China rebajaría los tipos y la única duda era cuándo iba a adoptar esta medida después de que el crecimiento económico de este país se desacelerar al 7 por ciento en el primer trimestre, su menor ritmo de expansión desde 2009.

Los indicadores iniciales y las encuestas industriales de abril publicadas recientemente señalaron una mayor pérdida de impulso de cara al segundo trimestre.

"Actualmente, el ritmo de la reestructuración económica interna se está acelerando y la fluctuación de la demanda externa es relativamente grande. La economía china todavía se enfrenta a una relativamente grande presión a la baja", dijo el Banco Central.

La liquidez en el sistema bancario es adecuada en términos generales y los tipos de interés del mercado están cayendo, proporcionando una buena oportunidad para extender los límites superiores de los tipos de depósitos, dijo.

El banco central ha recortado los tipos de interés y relajado las exigencias de reservas bancarias en cinco ocasiones en seis meses, y muchos economistas esperan más medidas de flexibilización a lo largo del año, a medida que la segunda economía del mundo se ve arrastrada por un débil mercado inmobiliario y una caída en el crecimiento en industria manufacturera y en inversión.

"No es una sorpresa", dijo el economista Lin Hu de Guosen Securities en Pekín. "La lectura de la inflación del consumidor para abril fue más baja de lo esperado y el empleo se enfrenta a una presión descendiente", añadió.

"Pero la efectividad de la bajada de tipos no será muy grande, (sólo) podría ayudar a estabilizar las expectativas. La política fiscal debería reforzarse y debería haber una mayor flexibilización de la política monetaria si los datos económicos siguen decepcionando. Esperamos que lo peor haya pasado después del segundo trimestre y que el crecimiento pueda estabilizarse en el tercero y cuarto a medida que el sector inmobiliario se recupera". (Información de Michael Martina and Judy Hua; Editing by Kim Coghill; traducido por Tamara Fariñas)