Filial de Liberty Telenet comprará filial belga de KPN por 1.325 mln eur

lunes 20 de abril de 2015 11:41 CEST
 

Por Toby Sterling y Robert-Jan Bartunek

AMSTERDAM/BRUSELAS, 20 abr (Reuters) - La filial belga del grupo de cable Liberty Global, Telenet, dijo el lunes que ha acordado comprar el operador móvil Base, del grupo holandés KPN, por 1.325 millones de euros.

Para Liberty Global, el mayor operador de cable europeo, la compra supone un cambio en su estrategia, tras haber dicho en el pasado que no estaba interesado en comprar o construir sus propias redes móviles de telefonía y que prefería alquilar capacidad de rivales como los operadores virtuales.

Sin embargo, el acuerdo creará un operador mucho más fuerte en el mercado belga de telecomunicaciones convergentes, con unas ventas estimadas de 2.400 millones de euros y un resultado operativo de 1.100 millones de euros para la compañía fusionada, dijo Telenet en un comunicado.

"Apoyamos totalmente la compra de Base por Telenet, que representa una oportunidad única para expandir el negocio móvil y fijo de Telenet en Bélgica"; dijo Mike Fries, consejero delegado de Liberty Global, en un comunicado.

Liberty posee el 56,67 por ciento de Telenet, según datos de Thomson Reuters.

Como resultado de la compra de la red de Base, Telenet ya no necesitará comprar capacidad mayorista del segundo mayor operador belga, Mobistar, que es propiedad en un 52,91 por ciento del grupo francés Orange. Los analistas estiman que su negocio con Telenet supone alrededor del 20 por ciento de resultado bruto de explotación (Ebitda) de Mobistar.

Las acciones de Mobistar caían un 14 por ciento a 15,06 euros, mientras que KPM subía un 2 por ciento y Telenet repuntaba un 4,6 por ciento.

"Son malas noticias para los consumidores belgas pero una oportunidad para los reguladores para hacer de la apertura del cable un éxito", dijo el CEO de Mobistar, Jean Marc Harion, en Twitter sobre el acuerdo de Base.

Telenet fue uno de los ganadores de una ley de 2012 que limitaba a seis meses la duración de los contratos belgas de telecomunicaciones, lo que hizo que muchos usuarios se cambiasen de operador y bajaran los precios. (Traducido por Andrés González)