Supremo reitera nulidad cláusulas suelo aplicadas con falta transparencia

jueves 16 de abril de 2015 16:41 CEST
 

MADRID, 16 abr (Reuters) - La Sala Primera del Tribunal Supremo ha reafirmado la doctrina por la que se declaraba la nulidad de las denominadas cláusulas suelo por falta de transparencia y ha fijado doctrina al declarar que los usuarios sólo podrán recuperar el dinero destinado a este concepto a partir de mayo de 2013.

Las cláusulas suelo introducen en los contratos hipotecarios un tipo de interés mínimo a pagar distinto al diferencial aplicado sobre el euribor acordado con la entidad.

La sentencia del Supremo difundida este jueves obedece a un fallo que se produjo el pasado 25 febrero tras analizar un recurso presentado por BBVA, una de las entidades afectadas junto a NCG Banco y otras cajas rurales por la sentencia del mismo tribunal del 9 de mayo de 2013, que instaba a estas entidades a eliminar estas prácticas si no se aplicaban con suficiente transparencia.

Además, el Supremo también desestimó otro recurso de Cajasur que pretendía que se rectificara la doctrina de la propia Sala sobre la nulidad de las cláusulas suelo por abusivas.

Tras analizar un nuevo caso de afectados por las cláusulas suelo de BBVA, la Sala Primera del Supremo insiste en que estas condiciones de los contratos hipotecarios "son lícitas", pero añade que se condenan aquellas que no son transparentes.

La sentencia del Supremo no prejuzga posteriores sentencias que pudiera haber sobre las cláusulas suelo si bien recuerda que deberían analizarse aplicando la doctrina del Supremo sobre el requisito de transparencia.

En la actualidad, varias asociaciones de usuarios, como Adicae y Ausabanc, tienen abiertos procesos, algunos a la espera de juicio, sobre este tipo contratos que en muchas ocasiones no habían sido explicados correctamente al hipotecado.

Algunos bancos, como BBVA, han eliminado estas cláusulas totalmente de sus contratos mientras que otros, como Bankinter, no las llegaron nunca a aplicar.

Otras como Sabadell o Popular todavía las mantienen afirmando que en su caso los contratantes de las hipotecas estaban bien informados del producto que adquirían. (Información de Jesús Aguado; editado por Emma Pinedo)