BCE ve riesgos en el proyecto de ley de ejecución hipotecaria en Grecia

sábado 11 de abril de 2015 16:20 CEST
 

ATENAS, 11 abr (Reuters) - El proyecto de ley griego para impedir las ejecuciones hipotecarias en las principales residencias va más allá de la simple protección de los deudores con bajos ingresos y podría fomentar impagos intencionados, dijo el sábado el Banco Central Europeo (BCE) en un dictamen jurídico, lo que podría convertirse en un serio revés para el plan.

El ministerio de Economía griego había pedido la opinión del BCE sobre el proyecto de ley, que busca proteger a los ciudadanos endeudados griegos para que no pierdan sus hogares y cumple una promesa del partido gubernamental Syriza gobernante para hacer frente a la crisis humanitaria del país tras varios años de sacrificios.

El proyecto de ley ofrece protección a los hogares principales con un valor máximo de hasta 300.000 euros y requiere que los dueños hipotecados no tengan un ingreso anual de más de 50.000 euros.

También establece que los residentes endeudados no tengan un patrimonio superior a los 500.000 euros, con un límite máximo de 30.000 euros en depósitos bancarios y otros activos líquidos.

Las nuevas condiciones son más generosas que las estipuladas por la ley de ejecución hipotecaria anterior, que expiró el año pasado y que protegía a viviendas valoradas en hasta 200.000 euros y fijaba el tope para los ingresos anuales de los dueños hipotecados en 35.000 euros con un patrimonio total de hasta 270.000 euros.

"El proyecto de ley establece unos criterios de elegibilidad significativamente más amplios en términos del valor de la propiedad protegida, del ingreso familiar anual, del valor de los bienes muebles e inmuebles y de los depósitos", dijo el BCE.

El banco central añadió que una interpretación muy amplia de subastas forzosas no era una solución sostenible para abordar el alto nivel de morosidad de la banca griega.

"Es probable que las prohibiciones establecidas en el proyecto de ley incentivarán a deudores sin necesidad real de protección a incumplir sus obligaciones o reducirlas significativamente, incluso si dispone de los recursos para satisfacerlas en su totalidad".

El BCE supervisa a los bancos de la eurozona, incluyendo a las entidades griegas.

El volumen de préstamos morosos de los bancos griegos representaba al cierre del tercer trimestre de 2014 el 34,2 por ciento de su cartera de créditos. (Información de George Georgiopoulos, traducido por Robert Hetz) ((george.georgiopoulos@thomsonreuters.com; 30 210 337 6437; Reuters Messaging:)(george.georgiopoulos.thomsonreuters.com@reuters.net) )