ACTUALIZA 1-La deuda pública española cierra 2014 en el 97,7% del PIB

viernes 13 de marzo de 2015 11:31 CET
 

* Cifra en línea con el objetivo del Gobierno

* Volumen deuda crece a menor ritmo desde el inicio de la crisis (Añade detalles)

MADRID, 13 mar (Reuters) - La deuda del conjunto de las Administraciones Públicas españolas se situó a finales de 2014 en 1,033 billones de euros, lo que supone un 97,67 por ciento del PIB, según datos publicados el viernes por el Banco de España que están en línea con el objetivo del Ejecutivo.

El Gobierno preveía en los presupuestos generales del Estado cerrar 2014 con un ratio deuda/PIB del 97,6 por ciento, y sus previsiones son que el endeudamiento siga aumentando hasta el 100,3 por ciento del PIB en 2015.

La deuda pública se incrementó el año pasado en 67.686 millones, un 7 por ciento más que el año anterior, lo que supone su menor crecimiento anual desde el inicio de la crisis, mientras que la ratio deuda/PIB creció 5,6 puntos, desde el 92,1 por ciento con que cerró 2013.

De haberse cumplido la previsión de PIB nominal contenida en el plan presupuestario de octubre de 2014, la ratio hubiese mejorado las previsiones gubernamentales y habría cerrado el año en el 97,14 por ciento, según señalaron fuentes de Economía. La economía creció en 2014 un 1,4 por ciento, hasta 1,058 billones de euros.

En los últimos tres años, la proporción de endeudamiento con respecto a la economía española se ha incrementado en 28,5 puntos, aunque el Ejecutivo prevé que el esfuerzo de consolidación fiscal llevado a cabo desde el inicio de la legislatura a finales de 2011 permita que la ratio deuda/PIB comience a estabilizarse a partir de este año.

El volumen de la deuda pública española se ha más que duplicado desde el estallido de la burbuja inmobiliaria a finales de 2007, cuando la cifra se situaba en 383.800 millones de euros, el 35,5 por ciento del PIB.

Pese a que la previsión es que supere el 100 por cien del PIB en 2015, las fuentes de Economía dijeron que la tasa de deuda era sostenible tanto por el abaratamiento de los costes de emisión como por la mejora de las condiciones de financiación de la economía.   Continuación...