China tranquiliza a las empresas tecnológicas por nueva ley antiterrorista

miércoles 4 de marzo de 2015 12:19 CET
 

Por Gerry Shih y Paul Carsten

PEKÍN, 4 mar (Reuters) - La ley antiterrorista propuesta por China no afectará a los intereses legítimos de las compañías tecnológicas, dijo el miércoles una portavoz del Gobierno chino después de que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, advirtiera de su impacto y exigiese modificaciones.

La normativa propuesta, que requeriría a las firmas tecnológicas proporcionar claves cifradas e instalar un acceso especial para investigadores antiterroristas, fue criticada por Obama, que esta semana dijo en una entrevista a Reuters que debería cambiarse el proyecto de ley si se pretendía "hacer negocios con los Estados Unidos".

Fu Ying, portavoz parlamentaria en China, dijo que muchos gobiernos occidentales, incluyendo Washington, habían realizado peticiones similares de claves cifradas y que compañías chinas con actividad en Estados Unidos han sido sometidas a intensas comprobaciones de seguridad desde hace tiempo.

Las propuestas de China "se ajustan a los principios de la ley administrativa de China así como a las habituales prácticas internacionales, y no afectarán a los intereses razonables de las firmas de Internet", dijo Fu.

Fu realizó las declaraciones en una rueda de prensa emitida en directo por la televisión estatal un día antes de que comience el Congreso Nacional del Pueblo, una tradicional y solemne sesión parlamentaria celebrada cada primavera en Pekín.

Las cada vez más restrictivas políticas de ciberseguridad de China promulgadas a raíz de las filtraciones del informático Edward Snowden sobre programas estadounidenses de espionaje se han convertido en motivo de enfrentamiento entre las dos potencias. Ello también ha llevado a un conjunto de regulaciones en el sector financiero que ha obligado a los bancos estatales de China a comprar tecnología de vendedores nacionales.

Grupos de presión de empresas extranjeras dicen que las reglas están desplazando injustamente a nombres como Cisco y Microsoft de la segunda mayor economía del mundo, mientras que las autoridades gubernamentales chinas inciden en el tratamiento de Huawei y ZTE Corp , dos compañías de equipos de telecomunicaciones que han sido bloqueadas en el mercado estadounidense por motivos de ciberseguridad. (Información de Gerry Shih y Paul Carsten; Información adicional por la redacción de Pekíon y Sue-Lin en Shanghai; traducido por Víctor Nauzet Hernández)