Tabaré Vázquez promete aprovechar la "segunda oportunidad" en Uruguay

lunes 2 de marzo de 2015 08:13 CET
 

Por Malena Castaldi y Esteban Farat

MONTEVIDEO, 1 mar (Reuters) - Tabaré Vázquez asumió el domingo la presidencia de Uruguay, en el tercer mandato consecutivo de la izquierda y con su antecesor José Mujica dejándole el legado de una economía con acento social en la que quedan temas pendientes como la educación, el abultado déficit fiscal y la inseguridad.

El reconocido oncólogo de 75 años, con estilo cauto y que llevó por primera vez a la izquierda al poder en 2005, toma el poder en el país tras una transgresora gestión de Mujica, el exguerrillero que pasó en prisión más de una década.

Para Vázquez, su predecesor va a ser "un punto de referencia de primer orden", anticipando que hará hincapié en la continuidad de las políticas sociales que permitieron reducir la pobreza y la indigencia a sus mínimos valores históricos.

"Hace exactamente diez años, desde este mismo lugar me dirigía a la Asamblea General del Poder Legislativo en ocasión de asumir la presidencia de la República Oriental del Uruguay. Hoy la vida me da una segunda oportunidad", dijo tras asumir el cargo.

Al destacar los principios de independencia del país, hizo referencia a la atención de los más desfavorecidos y a la integración regional. "Estos valores serán los referentes axiológicos que inspirarán y animarán las políticas y medidas concretas que desde nuestro Gobierno impulsaremos", dijo.

Al acto de investidura en el Congreso, al que asistieron la mayoría de presidentes de región y autoridades de diferentes partes del mundo, siguió la entrega de la banda presidencial tras una caravana en la que fue ovacionado por miles de seguidores.

Mujica, tras entregar la banda a su sucesor, pidió al pueblo uruguayo "hacer todo lo posible por ayudar a un Gobierno que arranca. Darle toda la fuerza que pueda (porque) si le va bien, mejor le va a ir al país". Luego se retiró en su Volkswagen modelo Escarabajo de color celeste a su humilde granja.

Los ausentes de los actos fueron el presidente Nicolás Maduro, quien a última hora suspendió su viaje por la situación política en Venezuela, y el vicepresidente estadounidense, Joe Biden, que recortó una gira por enfermedad.   Continuación...