Asediado por las regulaciones, Google fusiona sus divisiones europeas

jueves 26 de febrero de 2015 16:57 CET
 

Por Eric Auchard

26 feb (Reuters) - Google Inc ha decidido combinar sus dos divisiones regionales de Europa en un intento de superar los retos generados por el endurecimiento de las regulaciones en el continente, informó el jueves una fuente cercana a la compañía.

El gigante de internet está fusionando su división del norte y oeste del continente con la que cubre el sur y el este de Europa, Oriente Medio y África, indicó la fuente.

La reorganización se produce tras un año de reveses para Google en el frente político y regulatorio, en asuntos que van desde prácticas antimonopolio a la privacidad, pasando por los impuestos que pagan en los diferentes países europeos, así como las tensas relaciones con algunas industrias del continente, incluidos grupos mediáticos y de telecomunicaciones.

La decisión fue adoptada para simplificar la organización, así como por razones comerciales y para trabajar de forma más eficiente con sus socios empresariales y los encargados de elaborar las políticas.

La sede regional de Google seguirá en Dublín, donde emplea a miles de personas, y la reorganización no generará despidos, señaló la fuente.

La compañía estadounidense se ha convertido en un imán para las críticas en Europa por sus agresivas prácticas empresariales al estilo de Silicon Valley, un cambio radical respecto a años anteriores, cuando era reverenciado como un adalid de la innovación y las nuevas oportunidades económicas.

En respuesta, Google ha argumentado que para que Europa siga siendo competitiva en los mercados globales debe formar un mercado digital único, en lugar de depender de las regulaciones nacionales de sus 28 estados miembros, que suelen actuar para proteger sus industrias locales.

Matt Brittin, que dirigía la división del norte y oeste de Europa, encabezará la operación combinada de Google, mientras Carlo d'Asaro Biondo, ex jefe de la otra unidad regional, se hará cargo de la estrategia, según la fuente.   Continuación...