PREVIA-El debate del Estado abre un intenso año electoral en España

lunes 23 de febrero de 2015 16:28 CET
 

Por Inmaculada Sanz

MADRID, 23 feb (Reuters) - El debate parlamentario del estado de la nación levanta el martes el telón a un intenso año político en España, donde cuatro citas electorales pondrán a prueba el bipartidismo ante nuevas fuerzas políticas que se han ganado la simpatía de una ciudadanía castigada por la crisis.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, hará balance del último año y de la legislatura en una intervención en la que afirmará que su Ejecutivo ha sacado a España de la recesión económica que vivía el país en 2011, cuando el Partido Popular ganó las elecciones con mayoría absoluta.

"Es el último debate de la legislatura y hará balance de los últimos tres años, (pero) a esta legislatura todavía le quedan bastantes meses y nosotros vamos a trabajar hasta el final", dijo la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, tras el Consejo de Ministros del viernes.

Aunque Rajoy lucirá orgulloso la bandera de la recuperación, con el país creciendo más que la media europea tras cinco años de contracción, los sondeos prevén un duro año para el Partido Popular en las urnas, a las que muchos españoles acudirán hartos de recortes y sin sentir en sus bolsillos que la crisis haya quedado atrás.

Con una tasa de paro tozudamente instalada en el entorno del 24 por ciento, en el año transcurrido desde el último debate, el escenario económico apenas ha cambiado para el ciudadano medio, pero sí el político, donde han surgido formaciones como Podemos y Ciudadanos, a las que los sondeos dan posibilidades de dinamitar el bipartidismo PP-PSOE, imperante en España en las últimas cuatro décadas.

En este contexto, en el que la "cercanía" con el ciudadano se considera clave, Rajoy aprovechará el debate para anunciar una serie de medidas sociales - en particular un plan de apoyo familiar - y tratará de poner en valor el efecto sobre los ciudadanos de las reformas más recientes, entre ellas, la fiscal.

La evolución macroeconómica, los menores costes de la deuda y la caída de los precios del petróleo han jugado a favor de la España económica presidida por Rajoy y llevado al FMI a mejorar en varias ocasiones sus proyecciones, vaticinando actualmente un crecimiento para el país del dos por ciento en 2015, el más pronunciado de los países de la eurozona.

Aunque entre los países desarrollados solo Estados Unidos, el Reino Unido y Canadá crecerán previsiblemente más que España este año, Rajoy tiene sobre sus espaldas el peso de casi 5,5 millones de parados y habrá de insistir en la necesidad de reforzar un mercado laboral que necesita tiempo para regenerarse.   Continuación...