HSBC dice que lamenta profundamente los fallos en su filial suiza

lunes 23 de febrero de 2015 15:25 CET
 

LONDRES, 23 feb (Reuters) - HSBC Holdings Plc se disculpó el lunes y lamentó profundamente su conducta pasada y las irregularidades en su filial suiza, tras informar de una caída del 17 por ciento en su beneficio anual.

El mayor banco de Europa dijo que la reciente divulgación de prácticas y conductas pasadas en su banco privado suizo, que ha sido acusado de ayudar a sus clientes a evadir impuestos, le recordó "cuánto hay aún por hacer" en la entidad.

"Lamentamos profundamente y nos disculpamos por la conducta e incumplimiento de normas (...) que contravinieron nuestras propias políticas, así como de nuestras propias expectativas", afirmó el banco.

HSBC dijo que reducirá su meta de rentabilidad a "más de un 10 por ciento". El objetivo anterior era que excediera un 12 por ciento y la rentabilidad bajó a 7,3 por ciento en 2014 desde 9,2 por ciento en 2013.

HSBC informó de un beneficio antes de impuestos de 18.700 millones de dólares para 2014, menos que los 22.600 millones de dólares de un año antes y por debajo del pronóstico promedio de los analistas de 21.000 millones de dólares, después de que los costos subieron más a lo esperado y su banco de inversiones tuvo un sombrío cuarto trimestre.

Los gastos operativos subyacentes sumaron 37.900 millones de dólares en 2014, un 6,1 por ciento más que el año anterior.

HSBC también dijo que reservó 550 millones de dólares más para cubrir posibles multas por supuesta manipulación de mercados cambiarios extranjeros y advirtió de que podría afrontar un cargo de 500 millones de dólares para compensar a clientes estadounidenses por protección de deuda y otros productos ofrecidos antes de mayo de 2012.

En noviembre, el banco pagó 611 millones de dólares a las autoridades estadounidenses e inglesas cuando fue uno de los seis prestamistas multados por supuesta manipulación de mercados cambiarios. (Información de Steve Slater; Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Editado por Inmaculada Sanz)