Exportaciones anuales de Japón crecen a su mayor ritmo desde fines de 2013

jueves 19 de febrero de 2015 08:41 CET
 

Por Tetsushi Kajimoto y Mari Saito

TOKIO, 19 feb (Reuters) - Las exportaciones anuales de Japón registraron en enero su mayor avance desde finales de 2013, en una alentadora señal de que la debilidad del yen finalmente está impulsando el motor de importaciones del país y ayudando a la economía a salir de una recesión.

El aumento interanual de un 17,0 por ciento en las exportaciones representó el quinto mes consecutivo de avances, apoyado por los vigorosos envíos de coches a Estados Unidos y de partes de electrónicos a Asia, mostraron el jueves datos del Ministerio de Finanzas.

Los responsables esperan que una recuperación de las exportaciones, que habían sido un punto débil en la economía a pesar de la debilidad del yen, y los menores precios del petróleo lleven a las compañías a gastar más en sueldos e inversiones, lo que generaría un ciclo virtuoso de crecimiento.

"Existe el riesgo de que el bajo crecimiento global pueda presionar a los exportaciones, pero espero que la economía de Estados Unidos compense la débil demanda en otros lugares", dijo Takeshi Minami, economista jefe de Norinchukin Research Institute.

"Los exportadores japoneses han obtenido enormes ganancias debido a la debilidad del yen, así que ahora tienen mucho espacio para reducir los precios de las exportaciones para dar a sus productos una ventaja competitiva en los mercados internacionales", agregó.

El miércoles, el Banco de Japón mantuvo su enorme estímulo monetario en una reunión de política y revisó al alza su panorama para la producción y las exportaciones, después de apegarse a su evaluación de que la tercera mayor economía del mundo se recupera a un ritmo moderado.

Las cifras de las exportaciones se conocen después del dato del PIB de esta semana, que confirmó que la economía salió de una recesión en el cuarto trimestre, aunque el crecimiento anualizado de un 2,2 por ciento no cumplió con las estimaciones, lo que reflejó los persistentes efectos de un aumento del impuesto a las ventas el año pasado.

Una luz de esperanza fue el crecimiento de la demanda externa en 0,2 puntos porcentuales.   Continuación...