Inflación de enero en Reino Unido cae a mínimos desde el comienzo de las mediciones

martes 17 de febrero de 2015 17:02 CET
 

Por Andy Bruce y William Schomberg

LONDRES, 17 feb (Reuters) - La inflación de los precios al consumidor en Gran Bretaña cayó en enero a su nivel más bajo desde que comenzaron las mediciones en 1989 y parecía encaminada a seguir bajando, lo que aumentará el ingreso disponible de los votantes antes de las elecciones nacionales.

El índice de precios al consumidor (IPC) anual bajó a un 0,3 por ciento en enero, mostraron cifras oficiales el martes, en línea con lo estimado en un sondeo de Reuters y que se compara con un 0,5 por ciento en diciembre.

El desplome reflejó sobre todo la caída de los precios del petróleo, que el mes pasado alcanzó su nivel más bajo en casi seis años, a menos de 45 dólares el barril, así como también los menores costes de los alimentos.

El ministro de Finanzas, George Osborne, recibió con beneplácito las cifras, publicadas menos de tres meses antes de las elecciones, ya que aumentarán el poder de gasto de los hogares tras años de un débil crecimiento de los salarios.

Los economistas esperan que los datos que serán publicados el miércoles muestren que los sueldos crecieron un 1,8 por ciento en los tres meses hasta diciembre de 2014, lo que marcaría el cuarto mes consecutivo de incrementos por encima de la inflación.

La Oficina Nacional de Estadísticas británica dijo que los modelos del IPC para períodos previos a los de las estimaciones oficiales actuales mostraron que la última vez en que la inflación estuvo tan baja fue en 1960.

La caída de la inflación podría retrasar la primera subida de los tipos de interés por parte del Banco de Inglaterra desde el inicio de la crisis financiera, aunque para que eso ocurra la bajada de los precios tendría que extenderse más allá de los alimentos y la energía, y mostrar señales de que se están autoreforzando.

Los datos del jueves ofrecieron pocas pruebas de eso, ya que, sin energía ni alimentos, los precios aumentaron un 1,4 por ciento el mes pasado, un máximo en tres meses.

La semana pasada, el gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, dijo que probablemente la inflación descenderá pronto por debajo de cero por la caída de los precios del crudo, pero la entidad también predijo un repunte hacia su objetivo de inflación del 2 por ciento en un plazo de unos dos años. (Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Editado por Gabriel Sánchez en Madrid)