16 de febrero de 2015 / 16:03 / en 3 años

Aerolíneas europeas compiten por ofrecer WiFi en busca de pasajeros y nuevos ingresos

* Grandes aerolíneas harán pruebas en 2015

* El WiFi a bordo proporciona ventas y oportunidades

* Compañías de hardware y operadoras móviles, con mucho que ganar

Por Victoria Bryan y Sarah Young

BERLÍN/LONDRES, 16 Feb (Reuters) - Las aerolíneas europeas están compitiendo por añadir Wi-Fi a sus aviones, en un intento de atraer consumidores que demanden internet en el despiadado mercado de los vuelos de corta distancia y, potencialmente, lograr millones en beneficios a través del entretenimiento, los servicios y la publicidad.

Los pasajeros de aerolíneas estadounidenses ya tienen la posibilidad de conectarse en un 66 por ciento de las millas aéreas recorridas, contra una media mundial del 24 por ciento, de acuerdo con los datos de Routehappy, un sitio web que califica a las compañías aéreas en función de la comodidad y el entretenimiento que ofrecen.

En Europa, la adopción de servicios tierra-aire como los que existen en Estados Unidos es más complicada debido al número de países de la región, mientras que la tecnología de conexión por satélite es demasiado cara para vuelos cortos.

Pero, según dicen los analistas de la industria, con más satélites desplegados se reducirían los costes y las aerolíneas podrían aumentar sus posibilidades de ganar dinero, sin que el precio fuera ya un obstáculo insalvable.

Lufthansa, Air France-KLM, Ryanair y Vueling son algunas de las grandes compañías que están buscando implementar el WiFi a bordo en trayectos cortos, seguidas por la aerolínea de bajo coste Norwegian , que lo ofrece gratis en 74 de sus 76 Boeing 737.

Además de permitir que los clientes contraten contenidos audiovisuales y música en sus dispositivos móviles durante unas cuantas horas o menos, las compañías pueden usar la conexión para ofrecer reservas en restaurantes, compras u ofertas de hoteles en colaboración con otros socios y patrocinadores.

“No hay otro lugar en el mundo donde tengas una audiencia tan atrapada, donde sabes todo acerca de la gente que va en el avión y qué tipo de publicidad debes ofrecerles”, dijo Robin Cole, vicepresidente de desarrollo global de negocio en Global Eagle Entertainment, que proporciona WiFi por satélite a las aerolíneas Norwegian y Southwest.

Global Eagle va a empezar a probar un sistema de pago en dos aviones de Air France este verano, en colaboración con la empresa de telefonía móvil Orange, y cree que las oportunidades de venta al por menor y publicidad a bordo podrían aumentar los ingresos de la industria en cientos de miles de millones de dólares al año.

UNA NECESIDAD BÁSICA

Las oportunidades de negocio están atrayendo la atención de la industria europea, con las líneas de bajo coste particularmente interesadas, dijo el consultor de AT Kearney Rene Steinhaus. “Tiene mucha lógica tener WiFi a bordo, incluso en Europa”, dijo.

Ryanair usará la publicidad u otras fuentes de ingresos para asegurarse de que la conexión no suponga nuevos costes, dijo el CEO de la compañía Michael O‘Leary, añadiendo que había entablado negociaciones con operadoras móviles sobre los costes, y con compañías técnicas sobre cómo integrar las antenas más pequeñas al menor precio.

En Estados Unidos, la voluntad de algunas líneas de bajo coste como Jetblue de ofrecer servicios básicos de WiFi gratuito en sus aviones pusieron bajo presión a las grandes aerolíneas, según el investigador jefe de Routehappy, Jason Rabinowitz.

La empresa británica Inmarsat, que se asoció con Honeywell para ofrecer internet a bordo usando sus satélites y el hardware de la compañía americana, posee actualmente un 9 por ciento del mercado de las conexiones en vuelos comerciales.

Otra compañía que tiene mucho que ganar es AeroMobile , que posee Panasonic, y proporciona cobertura en el avión vía satélite para cobrarlo después en la factura telefónica del usuario. El director de márketing de la empresa, Jack Gordon, dijo que esperaba anunciar un acuerdo con una línea europea de trayectos cortos este año.

Lufthansa Systems, cuya plataforma BoardConnect permite la conectividad y el entretenimiento en vuelos cortos, espera que las aerolíneas tengan que ofrecer internet a bordo en los próximos dos o cuatro años.

“Los costes de la transferencia de datos están cayendo rápidamente y los clientes están haciendo presión en las aerolíneas”, dijo Norbert Mueller, jefe de Broadconnect. “El internet sin cables se ha convertido casi en una necesidad básica”.

Información adicional de Peter Maushagen en Fráncfort; Traducido por Gabriel Sánchez

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below