Microsoft coloca el mayor bono del año: IFR

martes 10 de febrero de 2015 08:18 CET
 

Por Mike Gambale y Danielle Robinson
    10 feb (IFR) - Microsoft asombró el lunes al mercado con la
colocación de bonos por 10.750 millones de dólares, la mayor
emisión en lo que va del año, que en parte se destinará a
retribuir a los accionistas.
    La emisión, también la mayor para Microsoft en su historia,
se amplió desde una guía original de 7.000 millones de dólares,
después de que la única compañía tecnológica del mundo con una
calificación triple A se viera inundada con una demanda final
por 33.000 millones de dólares.
    La oferta, que sigue a la de una semana antes de Apple por
6.500 millones de dólares, es la tercera en la misma cantidad de
años que se usará para la recompra de acciones.
    Las dos empresas se aprovecharon de la enorme demanda
mundial de bonos de empresas de alta calidad en momentos en que
los rendimientos de los papeles gubernamentales se han hundido
por las políticas de estímulo monetario.
    La deuda se ha vuelto tan barata que empresas como Microsoft
prefieren asumir deuda con bonos que usar efectivo.
    Microsoft tiene unos 8.000 millones de dólares en efectivo y
otros instrumentos líquidos localmente, y el resto de fondos de
efectivo por 90.000 millones de dólares en el extranjero, según 
Moody's.
    No obstante, con los rendimientos de los bonos del Tesoro
tan bajos, Microsoft pudo conseguir uno de los costes más
baratos para papeles con vencimientos en 20 años o más.
    Los detalles del lanzamiento están en la siguiente tabla: 
    
 TRAMO       TAMAÑO(mln dlr)   Rendimiento    Diferencial
 5 años      1.500             1,852 pct      Tesoro +35bp
 7 años      1.500             2,375 pct      Tesoro +60bp
 10 años     2.250             2,724 pct      Tesoro +75bp
 20 años     1.500             3,581 pct      Tesoro +103bp
 30 años     1.750             3,781 pct      Tesoro +123bp
 40 años     2.250             4,081 pct      Tesoro +153bp
 
 (Información de Danielle Robinson; Traducido por la Mesa de
Santiago de Chile; Editado por Inmaculada Sanz)