8 de febrero de 2015 / 15:48 / hace 3 años

El G-20 prepara una reunión con la vista puesta en estimular el crecimiento

Por Nick Tattersall

ESTAMBUL, 8 feb (Reuters) - Los ministros de Finanzas y los banqueros centrales afrontan una tarea difícil para coordinar las medidas que estimulen el crecimiento mundial en las reuniones del G-20 la próxima semana, ya que las principales economías van a diferentes velocidades y tienen políticas monetarias divergentes.

La preocupación por la capacidad de Estados Unidos para respaldar la economía global, mientras la mayoría del mundo se desacelera, será un tema prioritario en la agenda de las reuniones del G-20 el lunes y martes en Estambul.

Las reuniones se producirán en momentos en que la situación de Grecia genera nuevamente incertidumbre en Europa, el desplome de los precios del petróleo hace estragos en las proyecciones de inflación y de crecimiento y el fortalecimiento del dólar amenaza a las economías emergentes.

“Hay mucho en juego”, dijo la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, el viernes en un blog.

“Sin actuar, podríamos ver como el superpetrolero económico global sigue encallado en las aguas poco profundas de un crecimiento débil y escasa creación de empleo”, agregó.

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Jack Lew, dijo esta semana que Estados Unidos no puede ser “el único motor de crecimiento”, mientras que un alto cargo de ese país reveló que el mensaje de Washington al entrar en las reuniones será nuevamente que Europa no está haciendo lo suficiente.

“Aunque Estados Unidos está conduciendo la economía mundial en este momento, esto simplemente no es sostenible”, sostuvo el funcionario.

Alemania probablemente argumentará que su creciente demanda interna y los planes para aumentar el gasto público muestran que está haciendo lo que puede, según fuentes europeas cercanas a la agenda del G-20.

El Grupo de las 20 mayores economías preparó un paquete de estímulo mundial durante la crisis financiera de 2007-2009, pero el desafío actualmente es más delicado debido a políticas monetarias divergentes en medio de la turbulencia global.

La Reserva Federal de Estados Unidos parece que subirá los tipos de interés este año, en marcado contraste con los recortes improvisados realizados en países como India, Australia, Canadá y Dinamarca, lo que se suma a la reducción hecha por China a la cantidad de dinero que los bancos deben mantener en sus reservas.

Un alto cargo canadiense dijo que el comunicado del G-20 probablemente hará hincapié en la importancia de las acciones de los bancos centrales para mantener la demanda.

Incluso la propia política monetaria de Turquía podría estar en el centro de la atención, ya que su banco central se encuentra bajo la presión del Gobierno para recortar tipos de cara a las elecciones de junio, a pesar de la persistente inflación.

En tanto, una fuente cercana al ministro de Finanzas de Francia, Michel Sapin, dijo que se abordará la situación de Grecia, aunque la situación es muy diferente a hace unos años debido a los mecanismos de protección existentes y a que los mercados europeos están menos sensibles a los problemas de ese país. (Información adicional de Jason Lange en Washington, Randall Palmer y David Ljunggren en Ottawa, Jean-Baptiste Vey en París, Gernot Heller en Berlín; Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Editado por Inmaculada Sanz)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below