Diferentes entregas y un único mensaje para los líderes griegos

domingo 8 de febrero de 2015 14:16 CET
 

Por Alessandra Galloni y Ingrid Melander

ROMA/PARÍS, 8 feb (Reuters) - En París y Roma, fue edulcorada; en Berlín y Fráncfort, inequívoca. Pero el mensaje de las capitales europeas a los nuevos líderes de Grecia fue el mismo en todas las paradas de la gira de la semana pasada: cumplan sus compromisos.

El primer ministro, Alexis Tsipras, acudirá a su primera cumbre europea el jueves debidamente advertido de que será casi imposible, como quiere Atenas, dejar a un lado las promesas hechas durante el rescate internacional de cuatro años. Tsipras y sus ayudantes también fueron avisados de que tienen que aprender las formas de la diplomacia.

"La amistad exige decir las cosas como son", dijo el ministro francés de Finanzas, Michel Sapin, a Reuters tras reunirse con su colega griego, Yanis Varoufakis, el domingo pasado. "Debemos evitar los malos entendidos y asegurarnos, especialmente desde el lado griego, de que entendemos cómo son las cosas".

Las posiciones tomadas esta última semana incrementan la presión sobre Tsipras para que abandone la retórica que le hizo ser elegido en las urnas. Otras capitales europeas deben decidir cuánto están dispuestas a comprometerse para mantener a Grecia en el euro. Francia e Italia, consideradas ampliamente aliadas naturales de Grecia, tendrán que pensar hasta dónde quieren llegar para facilitar un acuerdo.

"Espero que esta gira europea les haya ayudado a ver lo que otros están dispuestos a hacer, y lo que no", dijo un responsable oficial europeo en Bruselas.

Tsipras y Varoufakis no quisieron comentar estas afirmaciones.

No hay mucho tiempo. El rescate a Grecia acaba el 28 de febrero. Atenas dice que no quiere una extensión, sino un crédito puente de Europa mientras esboza un nuevo plan para el país. Hasta ahora, la respuesta ha sido no.

Pero sin una nueva ayuda, el Estado griego escaseará de fondos. Para este año se esperaban 9.000 millones de euros, principalmente del Fondo Monetario Internacional. Los ingresos fiscales están reduciéndose, y las privatizaciones se han frenado. Los analistas de Unicredit dicen que el Estado podría quedarse sin fondos en marzo.   Continuación...