España pide una postura común de la eurozona sobre los ABS

sábado 13 de septiembre de 2014 18:01 CEST
 

Por Valentina Za y Gavin Jones

MILÁN, 13 sep (Reuters) - España pidió el sábado a la eurozona que encuentre una posición común sobre si proporcionar garantías al programa de compra de deuda del Banco Central Europeo después de que los gobiernos hayan reaccionado con lentitud y el BCE dijera que el programa corría el riesgo de ser menos efectivo.

Dentro de los esfuerzos para estimular el crédito en la eurozona y revivir su estancada economía, el BCE ha prometido comprar deuda financiera vinculada a créditos (ABS, de asset-backed securities).

También podría adquirir titulizaciones de calidad más baja y más arriesgadas, el llamado tramo 'mezzanine', si los 18 países que comparten el euro ofrecen las necesarias garantías.

Pero los gobiernos de la eurozona han ofrecido diversos puntos de vista sobre la posibilidad de dar esas garantías, especialmente Alemania, reacia, y Francia, que también ha expresado sus reservas. Italia ha sugerido que cada país podría tomar su decisión.

"Es importante que Europa encuentre una posición común sobre esto", dijo el ministro español de Economía, Luis de Guindos, tras una reunión de ministros de Finanzas de la UE en Milán.

"Tenemos que encontrar una solución, pero la solución debe ser la misma para todos", dijo.

El BCE anunció planes para comprar ABS y cédulas hipotecarias (covered-bonds) el 4 de septiembre, cuando recortó inesperadamente los tipos de interés de referencia a casi cero para combatir una inflación demasiado baja.

El presidente del BCE, Mario Draghi, dijo el viernes que el impulso del crédito sería mucho más efectivo si pudiera incluirse el tramo mezzanine, aunque el BCE presionaría con compras de deuda de alta calidad ABS que no necesitan garantías.

Su mano derecha, Vitor Constancio, pareció impaciente con los gobiernos el sábado cuando se preguntó por qué algunos eran reacios a garantizar los títulos más arriesgados.

"Haremos lo que hemos anunciado y luego depende de los países miembros decidir si quieren ayudar a ampliar el programa, no tenemos más comentarios y aceptaremos su decisión sea cual sea", dijo Constancio a periodistas. (Información adicional de Tom Korkemeier; Traducido por Inmaculada Sanz)