Estados Unidos amenazó con fuertes multas a Yahoo para que entregase datos

viernes 12 de septiembre de 2014 12:02 CEST
 

SAN FRANCISCO, 12 sep (Reuters) - El Gobierno de Estados Unidos amenazó en 2008 con multar a Yahoo con 250.000 dólares diarios si no entregaba datos de clientes a las agencias de inteligencia, según documentos revelados el jueves.

Estos documentos arrojan nueva luz sobre cómo el Gobierno lidió con las empresas de Internet estadounidenses que se mostraban reticentes a cumplir con las órdenes del tribunal de vigilancia de inteligencia extranjera, FISC por sus siglas inglesas, competente para decidir sobre las solicitudes del gobierno para dirigir procesos de vigilancia por asuntos de seguridad nacional.

Yahoo perdió la batalla, lo que según expertos allanó el camino al programa de vigilancia Prism destapado el pasado verano por el exempleado de la NSA (agencia de seguridad nacional), Edward Snowden.

"Siempre ha habido algo tras la cortina sobre lo que las empresas de Internet hacen cuando reciben estas solicitudes. Ahora tenemos pruebas de que Yahoo de hecho luchó en esta batalla y se enfrentó a multas considerables si no mostraba los datos", dijo el director ejecutivo del EPIC (siglas inglesas para el Centro de Información Privada Eléctronica).

"Nos dice cuán en serio la administración Bush se tomó que las firmas de Internet entregasen estos datos. Hasta su revelación, más que nada se rumoreaba que querían imponer estas multas".

Un documento enviado al tribunal secreto por el Gobierno estadounidense pedía que a Yahoo le hiciesen pagar una multa mínima de 250.000 dólares por cada día que se negase a entregar los datos de usuarios, cantidad que se doblaría cada semana.

Las empresas de Internet estadounidenses quieren revelar todo lo que puedan sobre estos procesos poco conocidos en los que las agencias federales les pedían datos de usuarios a través de tribunales secretos, en parte por temor al impacto que pueda tener esto en su negocio.

El jueves, Yahoo dijo que empezaría a hacer públicas unas 1.500 páginas clasificadas documentando la larga pelea que mantuvo con el Gobierno.

"A pesar de la desclasificación y publicación, partes de los documentos siguen selladas y clasificadas a fecha de hoy, desconocidas incluso para nuestro equipo", dijo el consejero general de Yahoo, Ron Bell, en una entrada de blog en el sitio de internet de Yahoo el jueves.

El FISC, cuyos miembros los nombra el jefe del Tribunal Supremo estadounidense, nunca ha celebrado una sesión pública y generalmente sólo escucha al Departamento de Juscicia y a abogados de la agencia de inteligencia.

Este mismo año, Facebook, Microsoft, Yahoo y Google empezaron a publicar detalles sobre el número de peticiones secretas de datos por parte del Gobierno, con la esperanza de que mostrasen su escasa implicación con la controvertida vigilancia realizada por Estados Unidos. (Información Edwin Chan y Alexei Oreskovic, traducción de Jose Elías Rodríguez)