ACTUALIZA 1-OBITUARIO-Emilio Botín: el conquistador de la banca española

miércoles 10 de septiembre de 2014 18:02 CEST
 

(Actualiza con nombramiento de Ana Patricia Botín)

Por Sarah White y Sonya Dowsett

MADRID, 10 sep (Reuters) - Emilio Botín, patriarca de una de la dinastías empresariales más importantes de Europa que falleció el martes a los 79 años, fue reconocido por transformar una pequeña entidad de provincias en uno de los mayores bancos del mundo y contribuir al destacado crecimiento económico de su país en los años 90.

Conocido por su habilidad para sellar acuerdos, Botín - o "Don Emilio", como se le conocía en Santander, el mayor banco de la zona euro- procedía de una familia con pedigrí. Siguió los pasos de su abuelo y su padre, ambos llamados Emilio, en la presidencia de Santander. Deja seis hijos, y la mayor, Ana Patricia Botín, fue designada el miércoles presidenta por el consejo de administración de la entidad.

Bajo el mando de Botín durante 28 años, Santander emprendió una vorágine de adquisiciones en América Latina en los años 90, encabezando una "conquista" empresarial española en el continente. Santander adquirió en 2004 el británico Abbey National, una compra por más de 9.000 millones de libras, que catapultó a España al centro del sistema bancario mundial.

"Ha sido un hombre capaz de hacer del Banco Santander el banco más importante de nuestro país (...) y una figura clave en la internacionalización del sector financiero español", dijo el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, el miércoles.

Si había dudas sobre su capacidad cuando se hizo cargo del banco, la larga y hermética gestión que Botín llevó a cabo en Santander ha sido considerada como uno de los secretos del éxito de la entidad.

"En los años 80, cuando muere el padre, la idea que había aquí en Santander es que el hijo era un inútil, y decían: 'Ay cuando llegue Emiliuco, ¿qué será del banco?'", dijo a la Cadena Ser, Miguel Ángel Revilla, expresidente de Cantabria.

No tenían de qué preocuparse. "Él lo supervisaba todo, pero el Banco Santander tenía a los mejores profesionales. Él no contrataba amiguetes, preguntaba dónde estaba el mejor y lo fichaba", agregó.   Continuación...