PERFIL-Ana Patricia Botín, una mujer destinada a tomar las riendas del Santander

miércoles 10 de septiembre de 2014 20:06 CEST
 

Por Steve Slater y Sarah White

MADRID/LONDRES, 10 sep (Reuters) - Ana Patricia Botín había sido educada durante décadas para suceder a su padre Emilio Botín al frente de Banco Santander y de esta forma asegurar que la dinastía bancaria iba a seguir llevando las riendas del mayor banco de la eurozona.

El consejo de administración de Santander la nombró el miércoles por unanimidad como nueva presidenta de la entidad tan sólo un día después de que su padre muriera de un infarto a los 79 años.

De esta forma, Ana Patricia Botín, de 53 años, se convirtió el miércoles en la cuarta generación que se encarga de dirigir la entidad.

Ejecutiva bancaria por derecho propio, ha sido la responsable de la división británica de Santander desde 2010 después de haber presidido Banesto entre 2002 y 2010.

"Lo que es una pérdida para Gran Bretaña se va a convertir en una ganancia para España", dijo Mark Garnier, un político británico que es miembro del Comité Selecto del Tesoro que somete a los principales banqueros a un estrecho escrutinio sobre temas regulatorios.

"Es una mujer que está claramente encima de sus cosas y su presencia destaca. Su contribución ha sido muy positiva en contraste con tantos aspectos negativos que han salpicado a muchos otros bancos", agregó.

Ana Patricia se verá sometida a una gran presión desde el primer día para defenderse contra cualquier crítica sobre nepotismo.

"El asunto clave aquí no es si el control familiar es algo bueno o malo. Esto al final depende de las personas y su hija está hecha por el mismo molde (que Emilio Botín)", dijo Philip Saunders, corresponsable de la gestora Investec Asset Management.   Continuación...