Rentabilidad del bono español rebota por temor contagio referéndum escocés

miércoles 10 de septiembre de 2014 14:13 CEST
 

Por Marius Zaharia
    LONDRES, 10 sep (Reuters) - La rentabilidad de los bonos
españoles subieron con fuerza por tercer día consecutivo el
miércoles, ya que los inversores estaban preocupados porque la
iniciativa independentista en Escocia, que celebra un referéndun
en ocho días, pudiera producir un contagio similar en Cataluña.
    Los operadores citaban una encuesta online no verificada que
elaboró un bloguero independiente y que daba al campo del "Sí"
un 53,9 por ciento.
    Sondeos anteriores de encuestadoras reconocidas mostraban
una carrera muy reñida entre los partidarios de la independencia
y los que apuestan por que Escocia siga formando parte de Reino
Unido.
    Cataluña planea celebrar una consulta sobre la independencia
en noviembre y su Parlamento tiene previsto aprobar próximamente
una ley sobre la misma, a la que se opone tajantemente el
Gobierno central.
    Aunque las circunstancias son diferentes de Escocia, donde
el referéndum está reconocido por el Gobierno británico, los
inversores están pidiendo una mayor prima debido a la
incertidumbre del voto en Cataluña.
    "Cataluña es mucho más importante para España que Escocia
para el Reino Unido. Es mucho mayor y es contribuyente neto a
España, mientras que Escocia es al revés", dijo Sandra
Holdsworth, gestor de inversor de Kames Capital.
    "El daño al resto del reino español sería mucho más grave",
dijo Holdsworth, que ha vendido bonos españoles recientemente.
    La rentabilidad del bono español a 10 años 
subió 10 puntos básicos a un 2,30 por ciento, tras marcar un
mínimo justo por encima del 2 por ciento la semana pasada.
    La subida de esta semana es la mayor desde mediados de junio
de 2013. Si continúa la tendencia otro día más se convertiría en
la peor semana desde el punto álgido de la crisis de la zona
euro en 2012.
    "A corto plazo podría comportarse aún peor, pero no me
sorprendería un rally si Escocia vota 'No'", dijo Alan McQuaid,
economista jefe de Merrion Stockbrokers.

 (Información de Marius Zaharia; Traducido por Emma Pinedo)