Alemania y Francia estudian cómo impulsar la inversión en la UE- Berlín

lunes 8 de septiembre de 2014 16:31 CEST
 

BERLÍN, 8 sep (Reuters) - Los ministros de Finanzas de Alemania y Francia están trabajando en propuestas conjuntas para incrementar la inversión en Europa que abordarán con sus homólogos de la Unión Europea en una reunión este fin de semana en Milán, dijo el lunes una portavoz del Ministerio de Finanzas alemán.

El documento conjunto para la reunión del sábado incluirá propuestas sobre cómo captar capital privado dentro de un esfuerzo de la UE para mejorar la actividad económica y la creación de empleos, dijo a periodistas la portavoz Marianne Kothe.

"Queremos impulsar la inversión: no sólo la inversión pública, sino que la inversión privada también es un factor importante", dijo.

Kothe describió el documento del alemán Wolfgang Schäuble y el francés Michel Sapin como un intento de "explicar cómo puede impulsar la inversión nacional e internacionalmente, que es un asunto importante para Europa".

Apuntó las infraestructuras como un área donde podría captarse inversión privada.

La economía de la zona euro se estancó en el segundo trimestre, Francia redujo a la mitad sus previsiones de crecimiento e incluso Alemania, el motor económico de la región, se contrajo en el segundo trimestre. Este hecho hace que sus socios europeos presionen a Berlín a hacer más por el crecimiento.

La noticia del mayor superávit presupuestario desde la unificación alemana en la primera mitad de 2014 contrastó sus sanas finanzas con la de sus vecinos y puso aún más presión sobre Schäuble.

Pero el ministro se resiste a los llamamientos a dar a los estados europeos más margen fiscal para ayudar a relanzar el crecimiento y parece escéptico de que el gasto público o una política monetaria más laxa son las respuestas a lo que él ha reconocido como una falta de inversión en Europa.

La semana pasada, Schäuble salió en apoyo del llamamiento a una mayor inversión del presidente francés, François Hollande, pero el ministro alemán no respaldó el llamamiento francés a favor de un euro más débil, diciendo que corresponde a los mercados establecer el cambio de divisas. (Información de Stephen Brown; Traducido por Emma Pinedo)