Japón impulsará cierre de reactores nucleares envejecidos-diario

viernes 5 de septiembre de 2014 11:13 CEST
 

TOKIO, Sept 5 (Reuters) - Japón presionará a los operadores nucleares para que elaboren planes para librarse de una cuarta parte de los 48 reactores nucleares del país porque o son demasiado viejos o demasiado costosos de modernizar para cumplir con los nuevos estándares impuestos tras el desastre de Fukushima, publicó el viernes el diario Nikkei.

El Gobierno confía en que forzando el cierre de las unidades más viejas y consideradas más vulnerables, podría ganarse el apoyo de la opinión pública para reanudar la actividad de las más nuevas.

Tras la crisis nuclear de 2011 en Fukushima causada por un gran terremoto y tsunami, se cerraron todos los reactores nucleares de Japón.

La opinión pública se volvió antinuclear por el desastre, pero los gobiernos quieren reactivar las unidades consideradas seguras por un nuevo regulador más independiente con el fin de reducir la dependencia de Japón de las caras importaciones de combustibles fósiles.

Kansai Electric Power Co probablemente será una de las primeras en recoger el testigo y considerará abandonar dos de sus reactores nucleares más envejecidos, según el Nikkei.

Kansai Electric dice que estaba estudiando cómo responder antes del plazo para prorrogar la vida de dos plantas viejas más allá del límite de 40 años.

Aunque el ministro de comercio japónes Yuko Obuchi dijo el viernes que los operadores deberían tomar la decisión de eliminar los reactores por sí mismos, el Gobierno ayudaría en un desmantelamiento fácil de los reactores viejos, así como a retomar la actividad de las plantas nucleares que cumplan con los nuevos estándares de seguridad del país.

La normativa de seguridad nuclear complica más la modernización y operación de los reactores más viejos y hasta las dos terceras partes de los 48 unidades nucleares del país podrían no reanudar las operaciones debido a los altos costes, a la oposición local y a los riesgos sísmicos, mostró un analisis de Reuters este mismo año.

Los estrictos controles para las instalaciones nucleares adoptados en julio de 2013 limitan la vida operativa de un reactor a 40 años en principio, aunque puede permirtirse una prórroga extraordinaria de un máximo de 20 años si lo aprueban unas inspecciones rigurosas.   Continuación...