2 de septiembre de 2014 / 17:09 / hace 3 años

La ONU advierte de escasez de alimentos en África Occidental por el ébola

Por James Harding Giahyue

MONROVIA, 2 sep (Reuters) - A medida que la cifra de muertos aumenta rápidamente, Naciones Unidas advirtió que la propagación del virus podría llevar a escasez de alimentos en África Occidental, mermando potencialmente aún más los recursos de los gobiernos que intentan contenerlo.

Decenas de trabajadores sanitarios en el principal hospital de Liberia comenzaron una huelga por impago de salarios, complicando la lucha contra la peor epidemia de ébola de la historia, que está creciendo sin control, según el jefe de prevención de enfermedades de Estados Unidos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y otras entidades internacionales están luchando por apoyar los frágiles sistemas sanitarios en algunos de los países más pobres del mundo, pero hasta el momento, el personal y los recursos adicionales han llegado muy lentamente al terreno.

Más de 120 trabajadores sanitarios han muerto durante el brote de ébola en medio de la escasez de equipamiento y personal en la región. Estos representan un 10 por ciento del total de los 1.550 fallecidos por la enfermedad, principalmente en Liberia, Sierra Leona y Guinea.

La huelga en el Centro Médico John F. Kennedy (JFK) en Monrovia, la capital de Liberia, comenzó tras un día de protestas por el salario y las condiciones de trabajo en el hospital Connaught, en la capital de Sierra Leona, el lunes. Ambas clínicas han tratado a pacientes con ébola.

“Trabajadores sanitarios han muerto (combatiendo el ébola), incluyendo médicos en (...) JFK, y hacerlos venir a trabajar sin tener alimentos en la mesa pensamos que es patético”, dijo George Williams, secretario general de la Asociación de Trabajadores de la Salud de Liberia, a Reuters.

Williams dijo que los trabajadores sanitarios en JFK, el mayor hospital de referencia del país, no recibieron su sueldo los últimos dos meses.

El personal en la principal clínica de ébola en Kenema, en el este de Sierra Leona, también realizó una huelga la semana pasada en protesta por las condiciones de trabajo.

El responsable de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), Tom Frieden, dijo el martes que el brote estaba acelerándose rápidamente e instó a más apoyo global para combatir el brote de ébola.

RIESGO PARA LAS COSECHAS

“Está saliéndose de control. La situación es mala y parece que va a ponerse peor rápidamente. Todavía hay una ventana de oportunidad para controlarlo, pero esa ventana se está cerrando y necesitamos actuar ahora”, dijo Frieden a BBC News en una entrevista tras un viaje a África.

“Esto es diferente a cualquier otra situación de ébola que hayamos tenido. Se está propagando ampliamente, a lo largo de países enteros, a través de muchos países, en ciudades y muy rápidamente”, dijo desde la oficina de los CDC en Atlanta.

Sumando mayor presión a la capacidad de los gobiernos de la región para gastar más dinero en salud, la epidemia también ha puesto en peligro las cosechas y ha hecho subir los precios de los alimentos en África Occidental, dijo la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Las restricciones a los movimientos de la población y el establecimiento de zonas de cuarentena para contener la extensión de la fiebre hemorrágica ha llevado a compras guiadas por el pánico, escasez de alimentos y aumentos de precios en países poco preparados para absorber el impacto.

“Incluso antes del brote del ébola, los hogares en algunas de las partes más afectadas gastaban hasta el 80 por ciento de sus ingresos en comida”, dijo Vincent Martin, jefe de la FAO en la oficina de Dakar, que coordina la respuesta del organismo.

“Ahora estos últimos repuntes de precios están poniendo los alimentos completamente fuera de su alcance”, dijo Martin en un comunicado, añadiendo que la crisis alimentaria podría obstaculizar la contención de la enfermedad, que se extiende a través de los fluidos corporales de los enfermos.

La FAO emitió una alerta especial para Liberia, Sierra Leona y Guinea, los tres países más afectados por el brote desde que se detectó el virus en las remotas junglas del sudeste de Guinea en marzo.

La cifra de muertos por un brote del virus del ébola en la región de Djera, en el norte de la República Democrática del Congo, se elevó hasta los 31, dijo el martes a Reuters el ministro de Salud Felix Kabange Numbi.

Por otra parte, Médicos Sin Fronteras pidió el martes a los países ricos que envíen ayuda a la zona afectada ante la incapacidad de ONG y gobiernos locales para contener el brote.

“A seis meses del comienzo de la peor epidemia de ébola de la historia, el mundo está perdiendo la batalla para contenerla”, dijo la presidenta de MSF, Joanne Liu, en un discurso a los estados miembros de la ONU. (Información adicional de Stephanie Nebehay en Ginebra, Isla Binnie en Roma, Umaru Fofana en Freetown, Susan Heavey en; Washington y Bienvenu-Marie Bakumanya en Kinshasa; Escrito por Matthew Mpoke Bigg; Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Edición de Teresa Medrano en la Redacción de Madrid)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below