Inflación en la eurozona se ralentiza en agosto, como se esperaba

viernes 29 de agosto de 2014 11:34 CEST
 

Por Martin Santa

BRUSELAS, 29 ago (Reuters) - La inflación de la eurozona se ralentizó en agosto a un nuevo mínimo de cinco años, como se esperaba, según los datos publicados el viernes por Eurostat, pero es poco probable que esto lleve al Banco Central Europeo a una intervención política inmediata en su reunión de la próxima semana.

Los precios al consumidor en los 18 países que usan el euro aumentaron en sólo un 0,3 por ciento interanual en agosto, su menor incremento desde octubre de 2009, mostraron datos de la oficina de estadísticas de la Unión Europea.

La inflación, que se desaceleró inesperadamente al 0,4 por ciento en julio, lleva atascada desde octubre del año pasado en lo que el presidente del BCE, Mario Draghi, califica como una "zona de peligro", por debajo de un 1 por ciento.

El debilitamiento adicional de la inflación plantea problemas para el BCE, en momentos en que trata de responder a la recuperación estancada en la Unión Europea, que afronta dificultades adicionales por las sanciones impuestas a Rusia en julio por su participación en el conflicto en Ucrania.

No se considera probable que el BCE adopte una acción inmediata en su reunión del 4 de septiembre, dijeron fuentes del BCE a Reuters a principios de esta semana.

La desaceleración de la inflación en agosto fue liderada por un descenso del 2,0 por ciento en los precios altamente volátiles de la energía y un declive de un 0,3 por ciento en los precios de los alimentos, el alcohol y el tabaco por segundo mes consecutivo.

En un comunicado aparte, Eurostat dijo que el paro en la eurozona se mantuvo estable en julio, como se esperaba, en un 11,5 por ciento por segundo mes consecutivo, lo que deja a 18,4 millones de personas sin empleo en el bloque. (Información de Martin Santa; Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Edición de Teresa Larraz en la Redacción de Madrid)