Alemania, dispuesta a diluir la austeridad para una Francia en reformas

jueves 28 de agosto de 2014 18:57 CEST
 

Por Michelle Martin

BERLÍN, 28 ago (Reuters) - Tras hacer tragar la medicina de la austeridad a las economías más pequeñas de la zona euro durante los últimos cuatro años, Alemania está mostrando clemencia hacia Francia, su más estrecho aliado.

Alemania está preocupada ahora por la salud de Francia -o "KRANKreich" (juego de palabras para "imperio enfermo) como la ha llamado el diario superventas alemán Bild-, y no solo porque la crisis de Ucrania esté dañando su propia economía.

Lo último que le faltaba a Alemania es profundizar sus problemas hacia el oeste.

La conclusión es que Berlín está por la labor de aflojar la correa a París mediante un toma y daca: un compromiso del presidente francés, François Hollande, para implementar las reformas y que Alemania le conceda más tiempo a su vecino para poner sus finanzas en orden.

Alemania se ha animado con la remodelación que ha hecho Hollande en el gobierno francés esta semana y su compromiso con las reformas y recortes presupuestarios.

El socialista, el presidente francés menos popular en más de medio siglo, ha echado al inconformista ministro de Economía Arnaud Montebourg por una diatriba contra la "obsesión" alemana por la austeridad y ha demostrado que está dispuesto para enfrentarse a los escépticos.

Carsten Schneider, un miembro senior de los socialdemócratas que comparten poder con los demócrata-cristianos de la canciller alemana, Angela Merkel, subrayó la importancia de que Francia no se limite a anunciar reformas sino a ejecutarlas. Pero dio a entender que habría alguna ayuda.

"Tenemos un interés vital, da igual si somos socialdemócratas o demócrata-cristianos, de que Francia vuelva a ponerse de pie", dijo.   Continuación...