Argentina descarta negociar con fondos NML y Aurelius por deuda en default

miércoles 27 de agosto de 2014 20:03 CEST
 

BUENOS AIRES, 27 ago (Reuters) - El Gobierno de Argentina descartó el miércoles volver a sentarse a negociar con los fondos de inversión con deuda en la suspensión de pagos desde hace más de una década y que el mes pasado llevaron al país a un nuevo default.

En una comparecencia ante un plenario de comisiones del Senado, el ministro de Economía, Axel Kicillof, dijo que Argentina debe entablar una negociación con todos sus acreedores "holdouts" a la vez y no sólo con una parte de ellos.

"Tenemos que negociar con todos", afirmó Kicillof al defender un proyecto oficial para cambiar a Argentina el domicilio de títulos reestructurados con jurisdicciones extranjeras, cuyos pagos están bloqueados por la justicia estadounidense.

Los fondos NML y Aurelius obtuvieron una sentencia favorable en un tribunal de Nueva York para que Argentina los compense con 1.330 millones de dólares más intereses, a lo que el país se niega.

Kicillof dijo que NML y Aurelius representan una parte menor de la deuda que el país aún no logró reestructurar tras su 'default' de 2002. Otros tenedores de bonos impagados de Argentina están en espera y podrían presentar demandas judiciales similares contra la tercera economía de América Latina.

"Los títulos en esas mismas condiciones vienen a ser 6.500 (millones de dólares)", afirmó el ministro de Economía.

Las declaraciones de Kicillof echan agua fría sobre las ya escasas esperanzas de que el Gobierno argentino pudiera retomar las negociaciones con los fondos a los que llama "buitres" a inicios de 2015, después de que expire una cláusula que impide ofrecer mejores términos de pago que los definidos en sus canjes de deuda de 2005 y 2010.

Las expectativas optimistas de un arreglo que saque al país de la suspensión de pagos sufrieron un duro golpe cuando la semana pasada la presidenta Cristina Fernández anunció sus planes para realizar pagos de deuda localmente y presionar a sus bonistas reestructurados para que cambien su deuda a ley argentina.

El proyecto de ley, que el Congreso comenzó a debatir el miércoles, está diseñado para sortear el fallo del juez de distrito estadounidense Thomas Griesa, que impide al país cancelar sus vencimientos de deuda en el exterior.

"Lo principal (del proyecto) es que permite a Argentina demostrar que tiene capacidad para pagar, permite demostrar que tiene voluntad para pagar", dijo en esa audiencia Carlos Zannini, secretario Legal y Técnico de la Presidencia del país.

Zannini sostuvo que el plan de largo plazo de Argentina es convertir la deuda emitida bajo leyes extranjeras en títulos bajo ley local. "La idea es traer todo a jurisdicción argentina", sostuvo. (Información de Alejandro Lifschitz; Edición de Teresa Larraz en la Redacción de Madrid)