26 de agosto de 2014 / 19:09 / en 3 años

ACTUALIZA 1-El exbanquero Macron sustituye al ministro rebelde de Economía en Francia

(Actualiza con detalles; cambia redacción, titular; añade autores)

Por Mark John y Julien Ponthus

PARÍS, 26 ago (Reuters) - El presidente de Francia, François Hollande, sustituyó el martes a su rebelde ministro de Economía izquierdista por un exsocio de Rothschild en una reorganización de su gobierno que busca reconciliar sus esfuerzos para reactivar la estancada economía francesa con la ortodoxia del recorte del déficit.

Esta reestructuración es el último episodio en la discusión que recorre Europa sobre cuánto rigor presupuestario pueden soportar las economías de la región mientras se recuperan de la crisis financiera. Para Hollande, que modifica su gabinete por segunda vez en dos años, esta podría ser su última oportunidad para tener éxito en su presidencia.

Arnaud Montebourg, expulsado de su cargo en el decisivo Ministerio de Economía el lunes después de su última diatriba contra la “austeridad” en la eurozona promovida por Alemania, fue sustituido por Emmanuel Macron.

Macron, un exbanquero de 36 años, fue el principal asesor de Hollande en economía hasta junio y en los círculos empresariales franceses es ampliamente visto como sus “oídos” en el palacio presidencial de Hollande, por otra parte plagado de tecnócratas.

El nuevo ejecutivo se estrena solo unas semanas antes de unas duras negociaciones en su país y con sus homólogos de la UE sobre el presupuesto para 2015, que se espera rompa las promesas a Bruselas sobre más recortes del déficit.

Fuentes próximas a Hollande dijeron que el nuevo gobierno, cuyos nombres fueron leídos en las escaleras del Palacio del Elíseo, llevaría a cabo su plan para conciliar las medidas proempresariales para impulsar el crecimiento - incluyendo 40.000 millones de euros en rebajas de impuestos corporativos - con las promesas para adherirse a las normas presupuestarias de la UE.

“Necesitamos actuar de una forma que asegure la solidaridad, respeto y coherencia”, dijo una fuente sobre la apuesta de Hollande por poner punto y final a dos años de liderazgo confuso que ha hecho descender su índice de popularidad a mínimos históricos.

Los exsocios de la coalición de Hollande, los Verdes de izquierdas, no tendrán ningún representante en el nuevo gabinete. Un alto cargo del partido, Jean-Vincent Place, dijo que “no se cumplieron las condiciones” para tener un papel en él.

Los otros dos ministros rebeldes, la titular de Cultura Aurélie Filippetti y el de Educación Benoît Hamon, fueron reemplazados por ministros que ya estaban en el ejecutivo y absolutamente leales a la línea cada vez más centrista que Hollande fijó desde enero.

El primer ministro, Manuel Valls, hablando a France 2 después del nombramiento de los nuevos ministros, dijo que convocaría una moción de confianza en el Parlamento para septiembre u octubre. Esta votación no es obligatoria, lo que sugiere que Valls cree que obtendría el apoyo de la mayoría de los diputados de la Asamblea Nacional. (Información adicional de Ingrid Melander en París, Michelle Martin en Berlín y la Redacción de Viena; Traducido por Jesús Aguado y Teresa Medrano en Madrid)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below