BoJ mantendrá visión sobre precios aunque recorte estimación PIB -fuentes

martes 26 de agosto de 2014 12:59 CEST
 

Por Leika Kihara

TOKIO, 26 ago (Reuters) - El Banco de Japón (BoJ por sus siglas en inglés) probablemente mantendrá sus optimistas expectativas para la inflación incluso aunque recorte su proyección para el crecimiento de la economía en el ejercicio fiscal en el informe que publicará en octubre, dijeron fuentes, que sugieren que el banco central no introducirá nuevos estímulos al menos en lo que resta de año.

Tras la fuerte contracción del 6,8 por ciento en el Producto Interior Bruto (PIB) del segundo trimestre, muchos analistas del sector privado están revisando a la baja sus previsiones de crecimiento para el ejercicio que se cierra en marzo a alrededor del 0,5 por ciento, justo la mitad de la expansión del 1,0 por ciento que el BoJ estimaba en julio.

Se espera que el banco central recorte su previsión para el PIB anual cuando actualice sus proyecciones para la economía y la inflación en la revisión semestral del 31 de octubre. Pero cualquier revisión a la baja será menor y probablemente no afectará mucho a la optimista previsión de que la inflación escale a acerca del 2 por ciento el próximo año fiscal, dijeron fuentes familiarizadas con la manera de pensar de la institución.

"El escenario central de una recuperación económica moderada que empuje al alza a la inflación sigue vigente", dijo una de las fuentes bajo condición de anonimato.

Una rebaja en la proyección de crecimiento económico tendría que ver principalmente con la fuerte contracción del PIB en el segundo trimestre, aunque muchos responsables del BoJ siguen pensando que el crecimiento rebotará a partir del trimestre en curso al disminuir el efecto de la subida del IVA el pasado abril.

En un comunicado que se divulgará la semana que viene con la revisión de tipos, el BoJ probablemente dirá que la economía se recupera moderadamente con el impacto de la subida fiscal "comenzando a disminuir gradualmente" y mostrará su alivio ante el sostenimiento del consumo a pesar del impacto en los hogares del aumento del IVA.

Esta será una visión algo más prometedora que la actual valoración de que la economía se recupera moderadamente, aunque con algunos baches causados por la subida fiscal. (Información adicional de Sumio Ito y Yoshifumi Takemoto; traducción de Jose Elías Rodríguez)