Cigarrillos electrónicos podrían tentar a los jóvenes a fumar - estudio

lunes 25 de agosto de 2014 19:46 CEST
 

CHICAGO, 25 ago (Reuters) - Los cigarrillos electrónicos podrían tentar más a fumar los jóvenes que los cigarrillos convencionales, y una vez que los jóvenes prueban los electrónicos se inclinan más a probar los normales, mostró el lunes un estudio de investigadores en EEUU.

Un informe, publicado por un equipo del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de EEUU, muestra pruebas que argumentan que los cigarrillos electrónicos alientan que los jóvenes fumen.

El estudio, basado en la encuestas representativas a jóvenes, encontró que más de un cuarto de millón de adolescentes que nunca han fumado usaron un cigarrillo electrónico en 2013, tres veces más que en 2011.

Entre los que habían probado los cigarrillos electrónicos casi se duplica la probabilidad de que prueben un cigarrillo convencional en el siguiente año frente los que nunca habían probado un cigarrillo electrónico, según el estudio en la revista Nicotine and Tobacco Research.

Los cigarrillos electrónicos son finos tubos de metal reutilizables que contienen líquidos con nicotina y sabores exóticos. Cuando se fuma, la nicotina se calienta y se libera en un vapor que no tiene alquitrán, al contrario que el humo de los cigarrillos normales.

Los expertos en sanidad han advertido de que el pujante sector de 2.000 millones de euros de los cigarrillos electrónicos, que está virtualmente sin regular, revertiría los esfuerzos de décadas en Estados Unidos para evitar que los jóvenes fumen. Sólo un 15,7 por ciento de los adolescentes estadounidenses fumaba en 2013, la tasa más baja desde que se hacen estudios.

En abril, el regulador estadounidense propuso unas normas que prohibirían la venta de estos dispositivos a menores de 18 años, pero no restringiría los productos de sabores, las ventas online o la publicidad, que los defensores de la sanidad dicen que atraen a los niños.

Los fiscales de 29 estados instaron al regulador a endurecer esas normas para proteger a los jóvenes de la adicción a la nicotina.

En el estudio de la CDC, los investigadores analizaron datos nacionales de 2011, 2012 y 2013 de estudiantes de entre sexto y duodécimo grado. Encontraron que más de 263.000 que nunca habían fumado un cigarrillo convencional usaron los electrónicos en 2013, frente a los 79.000 de 2011.

Entre los jóvenes no fumadores que habían probado los cigarrillos electrónicos, el 43,9 por ciento dijo que buscaría fumar cigarrillos convencionales en el próximo año, frente al 21,5 por ciento de aquellos que nunca habían usado estos cigarrillos.

Lorillard lidera el sector estadounidense de los cigarrillos electrónicos, mientras que Reynolds American y Altria Group despliegan sus propias marcas en todo el país este verano. Un informe de análisis de Wells Fargo en julio preveía que las ventas de estos cigarrillos en Estados Unidos superarían a las de los convencionales para 2020. (Información de Julie Steenhuysen. Traducido por Rodrigo de Miguel en la Redacción de Madrid)