La ejecución del periodista de EEUU muestra cambios de la cobertura bélica

sábado 23 de agosto de 2014 17:10 CEST
 

Por Jennifer Saba

NUEVA YORK, 22 ago (Reuters) - Un escalofriante vídeo que muestra la ejecución del periodista James Foley a manos de islamistas representa la segunda vez que un reportero estadounidense ha sido decapitado por sus captores en el extranjero, recordando el asesinato del corresponsal del Wall Street Journal Daniel Pearl en Pakistán en 2002.

Mientras que Pearl trabajaba para uno de las mayores organizaciones de noticias del mundo, Foley lo hacía para el GlobalPost, una nueva empresa de noticias online con unos 28 miembros de plantilla a tiempo completo que trata de sobrevivir como una compañía pequeña e independiente.

El contraste subraya los cambios que han golpeado al negocio de noticias, que en los últimos años han sufrido grandes reducciones de personal y menores recursos periodísticos para la cobertura internacional, incluidas las guerras. Al menos 20 periódicos estadounidenses que antes mantenían oficinas en el extranjero, entre ellos The Baltimore Sun, Los Angeles Times y The Boston Globe, han cerrado oficinas y reducido su cobertura exterior, según el Centro de Investigación Pew.

En los noticieros vespertinos en las principales cadenas de Estados Unidos, ABC, NBC y CBS, el número de minutos dedicados a la cobertura exterior es menos de la mitad que a finales de los años 80, informó Pew.

Pero un nuevo grupo de medios más pequeños y con menos recursos, como el GlobalPost, Vice Media y BuzzFeed, están cubriendo la brecha y la información desde zonas de conflicto.

También ha influido que los periodistas freelance pueden hoy informar con un pequeño teléfono o cámara portátil y colgar sus historias online, sin el respaldo de una organización mediática al uso.

Una colaboradora del GlobalPost, la periodista multimedia Tracey Shelton, lanzó una campaña en Kickstarter para recaudar dinero para comprar un equipo gráfico, según un chat online que dirigió el año pasado con Digital First. Shelton no respondió de inmediato a una petición de comentarios.

LLENANDO EL VACÍO   Continuación...