21 de agosto de 2014 / 16:18 / hace 3 años

Crecimiento de ventas minoristas de Reino Unido cae a mínimo en 8 meses

Por Andy Bruce y Li-mei Hoang

LONDRES, 21 ago (Reuters) - Las ventas minoristas de Reino Unido crecieron en julio a su menor ritmo desde noviembre de 2013, mientras el Gobierno del país no logró grandes avances en su campaña por contener un exceso de préstamos públicos, según datos publicados el jueves.

Las cifras se suman a otras señales que apuntan a que la recuperación británica impulsada por el consumo podría estar comenzando una desaceleración.

El crecimiento mensual de las ventas minoristas cayó inesperadamente a un avance de sólo un 0,1 por ciento en julio, que se compara a un 0,2 por ciento en junio, y también fue menor al alza pronosticada por analistas de un 0,4 por ciento.

El crecimiento anual en el volumen de bienes vendidos cayó a un 2,6 por ciento, el menor nivel desde noviembre del 2013 y nuevamente por debajo de los pronósticos, pese a que los precios bajaron a su mayor ritmo en casi cinco años.

La libra esterlina se depreciaba levemente frente al dólar tras la publicación del dato, mientras que los bonos del Gobierno británico no registraron variaciones.

“La publicación (del dato) de hoy da más evidencias de que la expansión económica en el Reino Unido se está desacelerando”, dijo el economista senior de la consultoría económica CEBR, Rob Harbron.

Datos de finanzas del Gobierno mostraron un inesperado déficit en julio por segundo año consecutivo, una continuación del débil comienzo de este año fiscal.

Consejeros del Banco de Inglaterra tuvieron opiniones divididas sobre el alza de tipos de interés por primera vez en tres años este mes, según las actas de su más reciente reunión de política monetaria publicadas el miércoles.

La Oficina Nacional de Estadísticas (ONS) dijo que la mayor presión a la baja sobre las ventas minoristas provino de minoristas sin tiendas físicas y estaciones de servicio, y algunos economistas afirmaron que el dato se veía mejor al excluir las ventas de combustibles y la volatilidad mensual.

Los consumidores británicos han sido el principal motor de la recuperación económica del país, que comenzó el año pasado, ayudados en parte por una baja inflación, lo que ha aliviado la presión sobre su poder adquisitivo.

Sin embargo, el crecimiento de los salarios permanece muy débil y el mayor gasto ha sido financiado en parte por una reducción del ahorro entre los hogares.

La ONS también dijo que las finanzas del sector público, excluyendo a intervenciones en el sector financiero, mostraron un déficit de 239 millones de libras (396 millones de dólares), que se compara a un saldo negativo de 1.047 millones de libras en julio del 2013.

Economistas consultados por Reuters pronosticaban un pequeño superávit de 50 millones de libras debido a que en julio usualmente se registran grandes entradas de ingresos impositivos.

El Gobierno pretende reducir los préstamos netos del sector público, excluyendo intervenciones en el sector financiero y algunos otros factores, en un 9,7 por ciento, a 95.600 millones de libras en el año fiscal que terminará a fines de marzo.

Reino Unido apunta a reducir el déficit a un 5,5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) en el año fiscal 2014/2015, desde un 6,5 por ciento del PIB en 2013/2014 y de cerca de un 11 por ciento del PIB cuando asumió su mandato el Gobierno actual en mayo del 2010. (Editado en español por Daniel Ruiz)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below