Hollande dice que acelerará las reformas para impulsar el crecimiento

miércoles 20 de agosto de 2014 11:46 CEST
 

PARÍS, 20 ago (Reuters) - El presidente francés, François Hollande, dijo el miércoles que acelerará las reformas para impulsar el crecimiento del país, y destacó unas medidas para incrementar la construcción de viviendas y dar ventajas fiscales a los hogares más desfavorecidos, mientras intenta recuperar la confianza de los votantes.

El presidente francés más impopular en la historia moderna está bajo una presión creciente tanto de la oposición como de su Partido Socialista en el poder debido a su política económica. Su Gobierno se vio obligado a reconocer la semana pasada que no iba a cumplir los objetivos fiscales y de crecimiento.

Mientras se prepara para unas duras negociaciones de cara al presupuesto de 2015 tanto en casa como con sus socios europeos, Hollande dijo en una entrevista con Le Monde que trabajará en ambos frentes: reformando Francia y ayudando a los hogares con menores ingresos.

"Necesitamos ir más rápido y más lejos", dijo en la entrevista. "Quiero acelerar las reformas para impulsar el crecimiento lo máximo posible", agregó, comenzando con la construcción de viviendas.

No dio detalles más allá de decir que el plan afrontará cuestiones fiscales, regulatorias y financieras relacionadas con la construcción.

Las viviendas han sido un gran quebradero de cabeza para el Gobierno, y las de nueva construcción se encuentran en mínimos de 16 años - un grave lastre para la economía. Los promotores inmobiliarios atribuyen el problema en parte a la regulación que entró en vigor este año para establecer límites al alquiler en ciudades de más de 50.000 habitantes.

Hollande también confirmó que el Gobierno establecerá un recambio a las ventajas fiscales que había aprobado y fueron tumbadas por el Tribunal Constitucional este mes. El plan inicial es ofrecer descuentos fiscales en las nóminas de los trabajadores con menor renta por un importe total de 2.500 millones de euros el próximo año.

El presidente confirmó que el Ejecutivo trabajaba en una reforma de los beneficios sociales para las rentas bajas.

Francia necesita enviar su plan a la Comisión Europea para ser revisada a mediados de octubre. El Ejecutivo de la UE puede devolverla o reescribirla si no está satisfecho.

París se arriesga a posibles sanciones de sus socios europeos si no cumple con el objetivo de déficit otra vez este año. Podrían dar al país a otro aplazamiento como el de 2013. (Información de Ingrid Melander. Traducido por Rodrigo de Miguel en la Redacción de Madrid)