Argentina propone el pago de deuda incumplida bajo leyes locales

miércoles 20 de agosto de 2014 08:07 CEST
 

Por Walter Bianchi y Sarah Marsh

BUENOS AIRES, 19 ago (Reuters) - La presidenta Cristina Fernández desveló el martes que realizará una modificación legislativa para que los titulares de bonos soberanos puedan canjear sus títulos no pagados por otros sometidos a leyes locales, para esquivar un fallo adverso de la justicia estadounidense que la llevó a su segunda suspensión de pagos en 12 años.

Argentina cayó en suspensión de pagos el mes pasado después de que un tribunal de Nueva York bloquease el pago de intereses de 539 millones de dólares de deuda emitida bajo leyes estadounidenses en tanto en cuanto el país no procediese al pago de una antigua deuda procedente de la anterior suspensión de pagos y en manos de fondos de alta rentabilidad.

El nuevo proyecto de Ley apunta a "implementar instrumentos legales que permitan el cobro de los servicios correspondientes al 100 por ciento de los títulos públicos", dijo Fernández en una cadena nacional de televisión.

La intervención de Fernández enfría expectativas de que el país llegue a un pronto acuerdo con los fondos de cobertura que le demandaron, para así salir de la suspensión de pagos.

La mandataria señaló que la reestructuración de bonos para convertirlos en títulos controlados por la ley local será una opción voluntaria para los tenedores de deuda, que podrán canjear los papeles por otros con similares términos pero bajo jurisdicción argentina.

El proyecto de Ley autoriza además revocar a Bank of New York Mellon (BONY) como agente Fiduciario y nombrar a cambio a Nación Fideicomisos, del estatal Banco Nación, como nuevo agente encargado del servicio de la deuda.

"Se respetarán los canjes de su deuda hechos en 2005 y 2010 y bajo esos términos propondrá ingresar a los tenedores de bonos que no aceptaron estas reestructuraciones", dijo Fernández.

Argentina incurrió en el 2002 en una suspensión de pagos de unos 100.000 millones de dólares, deuda que se reestructuró en su mayor parte pagando menos de 30 centavos por cada dólar a los acreedores en 2005 y 2010.   Continuación...