El papa ve "intolerable" la especulación financiera y de materias primas

lunes 16 de junio de 2014 17:06 CEST
 

Por Philip Pullella

CIUDAD DEL VATICANO, 16 jun (Reuters) - El papa Francisco consideró "intolerable" la riqueza construida sobre la especulación financiera y dijo que las operaciones excesivamente lucrativas en materias primas eran un "escándalo" que comprometían el acceso de los pobres a los alimentos.

Desde su elección en marzo de 2013, Francisco ha atacado en repetidas ocasiones el sistema económico global, calificándolo de insensible con los pobres y acusándolo de no hacer lo suficiente para compartir la riqueza con aquellos que más lo necesitan.

En un discurso en un seminario sobre inversión ética en el Vaticano el lunes, el pontífice dijo que los mercados financieros deben servir a los intereses de las personas y al bien común de la humanidad.

"Es cada vez más intolerable que los mercados financieros estén moldeando el destino de los pueblos en lugar de atender a sus necesidades, o que pocos obtengan la inmensa riqueza de la especulación financiera mientras la mayoría está profundamente agobiada por las consecuencias", sostuvo.

Francisco ha fustigado previamente al sistema asegurando que está basado en "un dios llamado dinero", ha pedido la redistribución de la riqueza y ha usado muchos discursos para llamar la atención sobre el problema social del elevado desempleo.

"La especulación sobre los precios de los alimentos es un escándalo que compromete seriamente el acceso a los alimentos para la parte de los miembros más pobres de nuestra familia humana", dijo el lunes.

"Es urgente que los gobiernos en todo el mundo se comprometan a desarrollar un marco internacional capaz de promover un mercado de inversiones de alto impacto y de ese modo combatir una economía que excluye y descarta", agregó.

Los mercados deben buscar "estrategias oportunas y realistas para garantizar una equidad social mayor", dijo.

Francisco apoyó la llamada "inversión de impacto", una tendencia que busca oportunidades para que los inversores realicen un cambio social y ambiental positivo y reinvierta ganancias moderadas en otros proyectos éticos para ayudar a las comunidades. (Información de Philip Pullella; Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Editado por Inmaculada Sanz en Madrid)