Presidente Hochtief quiere reestructurar también la filial Leighton

jueves 12 de junio de 2014 11:33 CEST
 

SYDNEY, 12 jun (Reuters) - Marcelino Fernández Verdes, presidente del grupo alemán Hochtief en representación de su principal accionista ACS, quiere imponer una drástica reestructuración en la filial Leighton, la constructora más grande de Australia.

Siguiendo el proceso de desinversiones de activos no estratégicos realizadas en el grupo alemán, Verdes anunció el jueves la eventual venta de la división de desarrollo de vías de transporte y parte de la división de servicios de Leighton para reducir deuda y eventualmente buscar financiación para aumentar su participación en el grupo australiano.

En un comunicado al regulador bursátil australiano, Verdes, el nuevo presidente ejecutivo y consejero delegado de Leighton, dijo que la empresa simplificaría su modelo operativo al centrarse en la minería, la construcción, las alianzas público-privadas y el negocio de ingeniería.

Verdes señaló también que se estudiarían alternativas para el negocio inmobiliario, que se fundó hace 42 años, la división de servicios y John Holland, el negocio de carreteras y ferrocarriles de Leighton, "incluyendo la eventual desinversión o introducción de nuevos socios para este tipo de negocios".

Los fondos procedentes de la venta "se usarían para reducir nuestro apalancamiento y fortalecer nuestro balance a fin de aumentar nuestra competitividad", añadió Verdes, que fue nombrado CEO de Leighton en marzo y presidente ejecutivo el miércoles.

Leighton, con sus cerca de 53.000 empleados, pertenece a la división Asia-Pacífico de Hochtief.

ACS subió recientemente su participación en Hochtief a cerca del 55 por ciento, mientras que el grupo alemán controla el 69,92 por ciento de Leighton y ofreció en marzo elevar su participación al 75 por ciento.

La venta de John Holland con sus 6.500 empleados, que según analistas podría aportar unos 800 millones de dólares australianos ($750 millones), así como la desinversión del negocio inmobiliario y de servicios ayudarían a reducir la deuda de Leighton en un momento en que Hochtief se prepara para elevar su participación en la filial australiana.

"Creo que el objetivo principal es reducir la deuda", dijo el analista de Morningstar Ross MacMillan.

"Leighton tiene una compleja estructura de financiación de su deuda. Una reducción sustancial de esa deuda permitiría a Hochtief aumentar su participación por encima del 75 por ciento."

Las aciones de Leighton subían un 2 por ciento a 20,25 dólares tras el anuncio. (Información de Byron Kaye, editado en español por Robert Hetz)