La editora de Time comienza una nueva era con un sector en apuros

lunes 9 de junio de 2014 17:39 CEST
 

9 jun (Reuters) - Las acciones de Time, editora de revistas como People, Sports Illustrated o Time, caían más de un 4 por ciento en su debut en Bolsa, poniendo de relieve los problemas que asedian en Estados Unidos al sector de las revistas impresas, cuyos lectores se pasan a alternativas digitales.

Time es la última de una serie de segregaciones de su matriz Time Warner, en particular AOL y Time Warner Cable, después de la desastrosa fusión de Time Warner y AOL en 2000.

Las acciones de la mayor editora de revistas estadounidense cotizaban a 22,42 dólares el lunes, por debajo de su cierre extraoficial de 23,48 dólares el viernes.

La empresa se enfrenta a un futuro incierto mientras los lectores acceden a nuevos sitios gratuitos en sus teléfonos y tabletas.

Como empresa por sí misma, Time ya no recibirá dinero del lucrativo negocio de su exmatriz, que incluye el canal de televisión de pago HBO y el estudio de cine Warner Bros.

La revista Time, lanzada por Henry Luce en 1923, fue el primer semanario de noticias de Estados Unidos y todavía está reconocida por su portada de "Persona del año".

La filial de revistas, que publica más de 90, entre ellas Fortune, y opera 45 sitios web, ha estado reduciendo puestos de trabajo en los últimos años.

La tendencia se espera que continúe con los inversores centrados en los costes. La empresa, que despidió a 600 personas en 2013, tiene ahora 7.800 empleados.

Los ingresos de Time bajaron un 9 por ciento a 3.350 millones de dólares entre 2011 y 2013, mientras que el beneficio operativo bajó un 40 por ciento.

Los accionistas de Time Warner recibieron una acción de Time por cada ocho de Time Warner.

Varias empresas de medios, como la editora del diario Wall Street Journal y de Fox News, News Corp, se han dividido en los últimos años para separar sus negocios de imprenta de los negocios de televisión y cable, de mayor crecimiento. (Información de Jennifer Saba en Nueva York y Soham Chatterjee en Bangalore. Traducido por Rodrigo de Miguel en la Redacción de Madrid)