9 de junio de 2014 / 11:19 / hace 3 años

El juicio por las escuchas telefónicas en Reino Unido, cerca de concluir

Por Kate Holton

LONDRES, 9 jun (Reuters) - El jurado del juicio que comenzó hace siete meses contra dos antiguos editores de Rupert Murdoch, una de ellas responsable de los periódicos británicos del magnate y el otro un asesor cercano al primer ministro, se retirará a considerar su veredicto esta semana.

Es probable que el juez John Saunders termine el resumen del caso de alto perfil el lunes o martes, y dejará que las ocho mujeres y tres hombres del jurado se retiren a decidir el destino de Rebekah Brooks, Andy Coulson y otras cinco personas.

Los dos eran editores del dominical News of the World de Murdoch que se vio obligado a cerrar tras el escándalo por el ataque informático que envolvió a su empresa.

Tres editores de alto rango del periódico se declararon culpables de espionaje telefónico, y el jurado en el histórico tribunal de Londres de Old Bailey tendrá que decidir si Brooks y Coulson fueron cómplices en estas actividades.

Este caso es uno de los de más alto perfil del país en los últimos años.

Saunders dijo al jurado en el inicio del proceso que la propia justicia británica estaba en juicio, debido a la estrecha relación entre la élite de los medios, los miembros del gobierno y la policía.

Brooks y Coulson están en juicio por conspirar para piratear los buzones de voz para generar noticias exclusivas y por pagar a funcionarios públicos.

Brooks, quien fuera una de las mujeres más influyentes de Reino Unido, se enfrenta a otro cargo por conspirar para distorsionar el curso de la justicia con su marido y empleados.

La cuestión de la intercepción de correos de voz en el diario de 168 años de Murdoch se hizo pública en 2007 cuando su editor real Clive Goodman y un detective privado fueron a la cárcel por pinchar los teléfonos de los asesores de la familia real británica.

News International, la rama británica de los diarios del imperio mediático de Murdoch, insistió que la práctica se limitó a un "reportero canalla".

Pero debido a la gravedad del asunto, Coulson dimitió como editor, aunque dijo no sabía nada sobre el delito en ese momento.

Luego pasó a ser el director de comunicaciones de David Cameron, primero en la oposición y luego en Downing Street donde Cameron se convirtió en primer ministro. Cuando el escándalo se intensificó, se vio obligado a dimitir en enero de 2011.

Escrito por Kate Holton; Traducido por Francisco Pazos

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below