9 de junio de 2014 / 6:23 / en 3 años

Inversores mirarán a China y EEUU tras medidas del BCE

Por Martin Santa

BRUSELAS, 8 jun (Reuters) - La escasa agenda de esta semana proporcionará a los inversores espacio para digerir las radicales medidas del Banco Central Europeo (BCE) para evitar la deflación y mirar más allá de los datos de Estados Unidos que, en tiempos más normales, podrían implicar tipos de interés más elevadas.

Los mercados globales mantendrán su atención en los datos sobre la actividad de inversión y la producción industrial de China, las ventas minoristas en Estados Unidos, el índice del sentimiento Sentix de la zona euro, y las cifras de producción industrial y de desempleo de Gran Bretaña.

“Tras toda la emoción de la última semana, la próxima será mucho más tranquila”, dijo Frederic Neum, co director de Investigación Económica Asiática de HSBC, sobre los radicales planes del BCE para evitar la deflación y de datos sobre el mercado laboral estadounidense que mostraron que en mayo el desempleo regresó a sus máximos previos a la recesión.

Pese a la confirmación de que la mayor economía del mundo ha repuntado desde un crudo invierno, los analistas no esperan que la Fed suba los tipos de interés hasta bien avanzado el año próximo.

Un gran foco de atención estará sobre los datos de las ventas minoristas de mayo en Estados Unidos, que se publicarán el jueves, y que se prevé muestren un alza mensual de un 0,6 por ciento tras su fuerte baja a un 0,1 por ciento en abril.

Los precios al productor de mayo, que se publicarán el viernes, un indicador de la inflación al consumidor, debería arrojar luz sobre si la aceleración del segundo trimestre en la economía estadounidense está alimentando la inflación.

Los analistas estarán mirando también las cifras de la producción industrial de China durante mayo, y a los datos de inversión urbana de China, que se conocerán el viernes.

BCE PRESTA ALGO DE MARGEN A LA ZONA EURO, POR AHORA

La economía de los 18 países que comparten al euro creció mucho más lentamente de lo esperado en el comienzo del año y los analistas advirtieron que podría frenarse más en el segundo trimestre.

El BCE recortó el jueves sus tipos e inyectará dinero, en un esfuerzo por evitar una deflación, con la promesa de hacer más si todo eso no es suficiente.

La pregunta ahora es si y cuándo un alivio cuantitativo se convierte en una posibilidad real.

El dato de la ventas minoristas del bloque de abril tocó un máximo de siete años y los inversores anticipan que los números de la producción industrial que se conocerán el jueves de abril mostrarán que la producción volvió a crecer, tanto en una comparación anual como mensual.

En tanto, la lectura de junio del sentimiento del inversor de la zona euro que se publica el lunes mostraría una nueva subida tras su baja en mayo desde los máximos de tres años de abril. (Información adicional de Tetsushi Kajimoto en Tokio, Jason Lange en Nueva York y William Schomberg en Londres. Traducido por Janisse Huambachano. Editado por Mónica Vargas)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below