La cirugía para perder peso podría revertir alguna diabetes tipo 2- estudio

lunes 31 de marzo de 2014 16:05 CEST
 

WASHINGTON, 31 mar (Reuters) - La cirugía bariátrica para la pérdida de peso en pacientes obesos con diabetes tipo 2 ayudó a muchos de ellos a llevar sus niveles de azúcar en sangre a niveles saludables y no necesitaron más medicamentos para la enfermedad, entre ellos la insulina, tres años después del procedimiento, según datos presentados en una importante reunión médica el lunes.

La operación ayudó también a que los pacientes redujesen la necesidad de tratamientos para la tensión alta y el colesterol y llevó a mejoras en la calidad de vida comparadas con aquellos que recibieron terapia médica para la pérdida de peso, descubrieron los investigadores.

El estudio, denominado Stampede, en el que participaron 150 pacientes obesos que tuvieron diabetes tipo 2 mal controlada durante al menos ocho años, fue dirigido por investigadores de la Clínica Cleveland.

Compara dos tipos de cirugía de adelgazamiento con la pérdida de peso lograda a base de dieta y ejercicio junto con consejos de nutrición y, en algunos, tratamiento adicional para la diabetes que puede ayudar a promover la pérdida de peso, como Victoza de Novo Nordisk . Todos los pacientes estaban tomando al menos tres fármacos para la diabetes y al menos tres para el corazón.

Más de un tercio -el 37,5 por ciento- de los pacientes que se sometieron a un baipás gástrico y un cuarto de los que tuvieron una gastrectomía vertical consiguieron niveles de azúcar en sangre por debajo de los recomendados por la Asociación Americana de la Diabetes (ADA por sus siglas en inglés) y no necesitaron más fármacos para controlarlo, dijeron investigadores.

Esto se compara con solo el cinco por ciento de los pacientes del grupo de terapia médica que lograron una cifra igual o inferior al seis por ciento. La ADA recomienda niveles del siete por ciento o menos.

"Inicialmente pensamos que la diabetes era una enfermedad que no se podía revertir o terminar. Ahora nos damos cuenta de que quizás haya un tratamiento que podría terminar con la diabetes para algunas personas y eso es emocionante", dijo Sangeeta Kashyap, una de los médicos de dirige la investigación.

Los resultados del estudio se presentaron en una reunión científica del Colegio Americano de Cardiología en Washington y se publicaron en el New England Journal of Medicine. (Información de Bill Berkrot y Ransdell Pierson; Traducción de Teresa Medrano en la Redacción de Madrid)