El mal tiempo frustra la búsqueda del avión malasio desaparecido

jueves 27 de marzo de 2014 09:41 CET
 

Por Matt Siegel y Rujun Shen

PERTH/KUALA LUMPUR, 27 mar (Reuters) - El mal tiempo detuvo el jueves la búsqueda aérea de un avión de pasajeros de Malaysia Airlines que se cree se habría estrellado en el océano Índico meridional, frustrando las esperanzas de encontrar lo que según nuevas imágenes por satélite podría ser un zona amplia de restos.

Un equipo internacional de búsqueda de 11 aviones militares y civiles y cinco barcos tenía previsto dirigirse a una zona donde más de 100 objetos que podrían ser del Boeing 777 fueron identificados por satélite esta semana.

"El pronóstico en la zona advierte sobre temperaturas gélidas, turbulencias fuertes y visibilidad casi cero", dijo el teniente comandante Adam Schantz, oficial a cargo de despliegue aéreo de vigilancia marítima Poseidon P8 de la Armada estadounidense.

"Cualquiera que esté ahí afuera deberá regresar y todas las misiones adicionales desde aquí han sido canceladas", agregó.

La Autoridad de Seguridad Marítima Australiana, que está coordinando las tareas, confirmó que los vuelos habían sido cancelado, pero dijo que los barcos seguirán buscando, corrigiendo una declaración anterior que había dicho todas las operaciones fueron detenidas.

Se cree que el vuelo MH370 se estrelló el 8 de marzo, causando la muerte de las 239 personas que iban a bordo, después de volar miles de kilómetros fuera de su trayectoria.

Las nuevas imágenes fueron captadas el lunes por la firma francesa Airbus Defence & Space y muestran 122 posibles objetos en un área de 400 kilómetros cuadrados.

"Tenemos en este momento cuatro pistas por satélite - de Australia, China y Francia- que muestran posibles restos", declaró el ministro interino de Transporte de Malasia, Hishamudin Husein, en una conferencia de prensa en Kuala Lumpur la noche del miércoles. "Ahora es imperativo que vinculemos los restos con el MH370".

La zona de búsqueda, situada a unos 2.500 kilómetros al suoreste de la ciudad australiana de Perth, tiene una de las aguas más profundas y agitadas del mundo. Esta semana ya se perdió un día de búsqueda por el mal tiempo.

Estados Unidos ha enviado un aparato submarino no tripulado y un detector de alta tecnología de cajas negras que será acoplado a un buque australiano que llegará a Perth en los próximos días. (Información adicional de Suilee Wee en Pekín, Niluksi Koswanage en Kuala Lumpur, Jane Wardell en Sídney y Gyles Beckford en Wellington; Traducido por la Mesa de Santiago de Chile y Teresa Larraz en la Redacción de Madrid)