Kerry ofrece su apoyo a la libertad de Internet en China

sábado 15 de febrero de 2014 17:56 CET
 

PEKÍN, 15 feb (Reuters) - El secretario de estado estadounidense, John Kerry, ha expresado su apoyo a la libertad en Internet en China durante una reunión en Pekín con blogueros chinos preocupados por una represión de las autoridades sobre el discurso en la Red.

El año pasado el Partido Comunista chino renovó una campaña agresiva para controlar la interacción online, amenazando con acciones legales sobre aquellos cuyos mensajes en plataformas de microblog como Sina Weibo fueran reenviados más de 500 veces o visualizados por más de 5.000 personas.

Los disidentes o grupos en defensa de los derechos han criticado la represión como otra herramienta del partido para limitar la libertad de expresión.

El gobierno dice que estos pasos son necesarios para la estabilidad social y dice que todos los países del mundo buscan regular el uso de Internet.

Durante una conversación de aproximadamente 40 minutos de duración con Kerry el sábado, los blogueros se centraron en la necesidad de la libertad en Internet, los derechos humanos, la disputa territorial de China con Japón e incluso sobre los planes del viaje del presidente estadounidense Barack Obama, según un reportero estadounidense que acudió a la reunión en representación de los periodistas que viajan con Kerry.

Kerry dijo que había urgido a los líderes chinos a que apoyasen la libertad en Internet y sacó el tema de la libertad de prensa, en un país con férreos controles sobre qué pueden decir los medios y que bloquea las redes sociales populares extranjeras como Twitter o Facebook.

"Obviamente pensamos que la economía de china sería más fuerte con mayor libertad en Internet", dijo.

El bloguero Zhang Jialong preguntó si Estados Unidos apoyaría a "los chinos que aspiran a la libertad" y ayudaría a "romper el mayor 'firewall' de Internet", quejándose de que las compañías estadounidenses estaban ayudando a Pekín a bloquear el acceso a sitios como Twitter.

Kerry dijo que era la primera vez que había oído quejas sobre que las compañías estadounidenses estaban ayudando al gobierno chino a controlar el acceso a Internet y que investigaría el asunto.

(Información de Arshad Mohammed; Traducido por Francisco Pazos en Madrid)