El Congreso rechaza la iniciativa catalana sobre la dación en pago

martes 11 de febrero de 2014 21:32 CET
 

MADRID, 11 feb (Reuters) - El pleno del Congreso rechazó el martes, con la mayoría absoluta del gobernante Partido Popular, tramitar la proposición de ley de medidas a favor de la denominada dación en pago remitida a las Cortes por el Parlamento de Cataluña.

El resto de grupos parlamentarios votó a favor de esta proposición de ley contra el sobreendeduamiento personal y familiar y de protección ante procedimientos de ejecución hipotecaria de la vivienda habitual, aprobada por unanimidad en Barcelona en julio de 2012, entonces con los votos del PP.

La iniciativa catalana contemplaba la dación en pago de la vivienda habitual, además de medidas para evitar el sobreendeudamiento futuro como la limitación del plazo de amortización a los 30 años, o que el juez pueda suspender la ejecución hipotecaria si se aprecian cláusulas abusivas.

En un país que acaba de salir de la recesión y uno de cada cuatro trabajadores en el paro, la cuestión de los desahucios se ha convertido en una de las caras más duras de la crisis.

"Consideramos necesario que en todo el Estado se dé este paso y se mejore la legislación hacia una legislación más justa", dijo Meritxell Roigé, diputada de CiU en el Parlamento regional, que defendió la propuesta en el Congreso de los Diputados.

Los defensores de la iniciativa también denunciaron el incumplimiento del Código de Buenas Prácticas del Ministerio de Economía, una de las medidas de Moncloa para atajar la crisis de los desahucios.

"Por desgracia, los hechos demuestran que las buenas prácticas de los bancos y las cajas con sus deudores familiares y personales, que no los promotores, son como las buenas prácticas de los lebreles con las liebres: las marean para cazarlas mejor, pero no las salvan", señaló, el diputado de Iniciativa per Catalunya Verds (ICV), Salvador Milà.

El portavoz "popular" en el Congreso, Vicente Martínez Pujalte, defendió el voto en contra de su grupo, alegando que se trata de una ley poco "eficaz" para solucionar los problemas de los españoles.

Según los últimos datos oficiales del Banco de España, a junio de 2013 se entregaron a la banca 35.098 viviendas como resultado de procedimientos de ejecución hipotecaria, de las cuales 28.170 eran vivienda habitual. La mitad, 15.531 viviendas, se entregaron de manera voluntaria, mientras que en 19.567 intermedió orden judicial.

El aumento de los desahucios se ha convertido un frente clave de protesta. El año pasado, una serie de suicidios de personas que iban a perder su casa pusieron este problema en primer plano, forzando al Gobierno a ofrecer a las familias más vulnerables un aplazamiento de dos años para el pago de las letras de la hipoteca.

Esta no es la única iniciativa presentada por el Parlament catalán en Madrid esta legislatura. Todavía está pendiente el debate sobre la petición de trasladar a la Generalitat la competencia para realizar la consulta soberanista. (Información de Edgar Aribau; Edición de Teresa Medrano)