Un juez aprueba que JPMorgan pague $544 mlns para zanjar pugna por Madoff

miércoles 5 de febrero de 2014 07:37 CET
 

Por Joseph Ax

NUEVA YORK, 5 feb (Reuters) - Un juez federal aprobó el martes un acuerdo de JPMorgan para pagar 543 millones de dólares para resolver dos demandas privadas vinculadas a su relación con Bernard Madoff, quien fue condenado por organizar un fraude piramidal.

Una portavoz del fideicomisario a cargo de la liquidación de Bernard L. Madoff Investment Securities LLC confirmó que el juez de bancarrota Stuart Bernstein aprobó el acuerdo, que fue hecho público el 7 de enero.

En esa misma fecha, las autoridades federales anunciaron que el banco aceptó pagar más de 2.000 millones de dólares para llegar a un acuerdo sobre los cargos criminales relacionados al fraude de Madoff.

JPMorgan pagará 218 millones de dólares para resolver litigios colectivos y 325 millones de dólares para poner fin a las acciones presentadas por el fideicomisario, Irving Picard.

Un portavoz de JPMorgan no quiso ofrecer declaraciones.

Madoff fue cliente del banco durante muchos años y el prestamista fue acusado de hacer la vista gorda a las actividades sospechosas dentro de sus cuentas que sugerían un fraude.

Picard ha estimado que el fraude piramidal, el más grande de la historia, le costó a inversionistas más de 17.000 millones de dólares en capital. Hasta la fecha, ha recuperado más de 10.000 millones de dólares para las víctimas, contando el arreglo con JPMorgan.

Madoff, de 75 años, se declaró culpable en 2009 y cumple una sentencia de 150 años. Cinco de sus antiguos asesores afrontan juicios en la corte federal de Nueva York, acusados de ayudar a Madoff a perpetuar su esquema.

En total, JPMorgan registró cerca de 20.000 millones de dólares en acuerdos legales en 2013, entre ellos 13.000 millones de dólares para resolver demandas relacionadas con hipotecas que agrupó en paquetes antes de la crisis financiera. (Información de Joseph Ax; Información adicional de Nate Raymond. Traducido por la Mesa de Edición de Santiago de Chile. Editado por Rodrigo de Miguel)