Escándalos e inequidad marcan elecciones presidenciales en Costa Rica

domingo 2 de febrero de 2014 14:21 CET
 

* Candidato oficialista intenta pintar a principal rival como radical

* Opositor quiere quitar inmunidad a funcionarios públicos

* Reformas tributarias en la mira de principales rivales

Por Alexandra Alper y Zach Dyer

SAN JOSÉ, 2 feb (Reuters) - El candidato centrista a la presidencia de Costa Rica por el partido gobernante busca el domingo vencer en las urnas a su rival de izquierda, cuyo apoyo ha crecido ante el descontento por los escándalos de corrupción y el crecimiento de la desigualdad en la segunda mayor economía de Centroamérica.

El exalcalde de San José Johnny Araya ha encabezado las encuestas con una campaña centrada en promesas de reducir la pobreza mientras trataba de distanciarse del Gobierno de la presidente Laura Chinchilla, plagado de escándalos, e intentó pintar de radicales a sus adversarios.

El enfado de los votantes hacia la corrupción ha impulsado la candidatura del joven parlamentario de izquierda José María Villalta, quien también ha prometido atacar la inequidad en la nación cafetera.

Araya "no ha hecho nada en su gestión como alcalde, no está capacitado para gestar un país", dijo César Díaz Badilla, un empleado de un centro de atención telefónica de 33 años.

Si como se espera ninguno de los 13 candidatos presidenciales logra un porcentaje superior al 40 por ciento de los sufragios, los comicios irían a una segunda vuelta en abril por segunda vez en la historia del país.   Continuación...