Nuevo vice CEO de Santander UK no puede asumir gestión riesgo

jueves 30 de enero de 2014 12:08 CET
 

LONDRES, 30 ene (Reuters) - El regulador financiero británico ha bloqueado los planes de Santander UK de conceder a su próximo viceconsejero delegado responsabilidades en la gestión de riesgos porque considera que ambas atribuciones entrarían en conflicto, dijeron personas familiarizadas con la situación el jueves.

La filial británica del español Santander dijo el mes pasado que Nathan Bostock, actual director financiero de Royal Bank of Scotland, se uniría este año a la entidad para asumir el doble papel de vice consejero delegado y director generl de riesgo

Pero el regulador Prudential Regulation Authority (PRA), que está dentro del Banco de Inglaterra, dijo al Santander que no era le agradaba que el ejecutivo en supervisión de la función de riesgo también fuese responsable en las decisiones de préstamos, dijeron las fuentes.

Bostock asumirá el cargo de vice consejero delegado y otra persona ocupará el de riesgo, añadieron.

La PRA y Santander, que publicó resultados anuales este jueves, declinaron hacer comentarios.

El regulador adoptó una decisión similar el año pasado cuando le dijo a Standard Chartered que su director financiero, Richard Meddings, no debía tener al mismo tiempo responsabilidad en el riesgo.

No hay ninguna normativa en contra de que los ejecutivos tengan dobles funciones, pero la PRA ha dejado claro que no quiere que el responsable de la gestión de riesgo esté al mismo tiempo a cargo de las decisiones sobre préstamos, lo que crearía un conflicto de interés.

Bostock sigue aún en RBS, que esta semana advirtió que incurrirá en nuevos cargos de 3.100 millones de libras por relacionados con conductas impropias del pasado, provisiones que probablemente llevarán al banco británico a contabilizar pérdidas de 7.000-8.000 millones en 2013.

Bostock, que aún no ha dicho cuando comenzará a trabajar en Santander UK mientras RBS le busca sustituto, es considerado por muchos como el futuro consejero delegado de la filial británica del banco español.

Santander quiere sacar a bolsa su negocio británico, pero el consejero delgado del grupo dijo el jueves en Madrid que esta operación no se haría hasta 2015 como muy pronto.

El negocio británico se está reestructurando para concentrarse en más préstamo minorista y menos hipotecas residenciales. Recortó su cartera hipotecaria el año pasado en 8.500 millones de libras y aumentó los préstamos comerciales en 2.500 millones, que ya tienen un peso del 12 por ciento en el total de la cartera crediticia de la filial. Quiere que esta cuota llegue al 20 por ciento y planea inversiones "significativas" este año para ampliar el crédito minorista. (Información de Steve Slater; Editing by Will Waterman)